ARCHIVADO EN:

Las ondas o los rizos aportan un estilo encantador a las mujeres, dan volumen y, además, las hace lucir diferentes. Pero, para que puedan lucir bien, no solo depende del tipo de cabello, sino que, también, hay que tomar en cuenta, la técnica y los elementos que se usan para hacerlas.

La mayoría de las veces, no duran mucho tiempo, solo basta unas horas y ya no hay ondas. Bien. Para que esto no suceda te vamos a mencionar una serie de tips que te permitirán lucir una melena encantadora, al mejor estilo de una modelo de pasarela. 

APARATO RIZADOR

Una de las mejores recomendaciones, antes que nada, es utilizar diferentes productos que logren potenciar los rizos y que le den volumen. A pesar de existen muchas técnicas para hacer rizos con pañuelos, con trenzas y otros elementos caseros, lo mejor será que decantes por un rizador automático.

Estos aparatos, son sin duda alguna, indispensables para que consigas los resultados que esperas, existen gran variedad de modelos automáticos que puedes consultar aquí y elegir el que más se adapte a tus necesidades.

¿CÓMO LO UTILIZO?

Este electrodoméstico de uso estético, resulta ser muy útil, pues, te permite un gran ahorro de dinero, al evitarte visitas a la peluquería muy seguidas. Con él, podrás crear las ondas más espectaculares cada vez que lo desees sin ningún problema. Echa un vistazo a estos pasos a seguir que te daremos en esta ocasión, aunque, de todos modos, en la web de L'Oreal dan más consejos que podrían servirte como guía para que puedas ampliar las posibilidades:

1- En la práctica está el secreto

Si eres principiante, no te vayas a desesperar por ver tu cabello rápidamente lleno de ondas, hay que tener calma, tampoco se consiguen hacer tan perfectos la primera vez, así que, practica todas las veces que sean necesarias para que puedas ir acostumbrándote a conocer tu propio pelo y a tu rizador.

2- Selecciona la intensidad de calor 

Después de enchufar el aparato, tendrás que elegir la temperatura ideal para comenzar a rizar. Si todavía no tienes claro cuál elegir, entonces ponlo al mínimo y ve observando cómo reacciona tu cabello. Así no corres el riesgo de quemarlo en exceso y que sufra daños. Si notas que el calor seleccionado no es suficiente, súbelo a otro nivel, y así sucesivamente, hasta que encuentres la temperatura adecuada. Pero, como recomendación te decimos que, cuanto más fino sea tu pelo, debes aplicar menos calor.

3- Preparar el cabello 

Mientras el rizador va agarrando el calor necesario, prepara tu pelo. Puedes empezar a plancharlo para que esté en mejores condiciones para luego rizarlo, pero esto es opcional, si no quieres, no lo hagas. Péinalo bien, asegurándote de quitar todos los nudos presentes. Luego, aplica algún protector de calor para que no sufra posibles daños.

4- Crea tus rizos

Comienza a dividir el cabello en varias partes con unas pinzas. Toma el primer mechón, procurando buscar la menor proporción, pues, si intentas hacerlo con más, el resultado será menos satisfactorio. El dispositivo debe estar colocado en una posición lo más cercana posible a tu hombro y en paralelo al suelo. Enrolla la primera sección que seleccionaste, con cuidado de no acercarlo demasiado a tu piel para que no te quemes.

Envuelve el mechón de cabello en la base del rizador, hasta llegar a la punta, trata de mantener la posición que indicamos durante unos cuantos segundos y suéltalo. En todo caso, también puedes guiarte por las indicaciones que el fabricante aporta en el manual de instrucciones. Es necesario recordar que, la mayoría de los modelos actuales vienen con una potencia más avanzada y, si lo dejas mucho tiempo en el cabello, le puedes ocasionar daños.

5- Repite el procedimiento

Lo que hiciste con la primera sección, ahora lo debes hacer con la siguiente y, así sucesivamente hasta que hayas terminado con todo el cabello. Si deseas que no sean tan sueltos, sino más recogidos, mientras el cabello esté enrollado ve girando el dispositivo. 

6- Aplica fijador

Para que estas ondas, no se vayan tan rápido, puedes utilizar una laca o fijador en spray una vez que hayas finalizado. De esta manera, conseguirás que sean más duraderas y perfectas. Finalmente, debes desconectar el dispositivo de la corriente eléctrica, para evitar que se genere algún corto circuito. 

¿Y SI TENGO EL PELO CORTO?

No es necesario que tengas el cabello largo para que te hagas ondas, con este aparato, también puedes hacerlo con pelo más corto. La técnica que vas a emplear es la misma, enrolla la sección que desees en el utensilio, espera unos segundos y luego suéltalo poco a poco para que no se deshaga. Igualmente, aplica los productos necesarios para que se mantengan perfectos e intactos por mucho más tiempo.

CONCLUSIÓN

Ya sabes cómo hacerlo, ahora solo falta que lo pongas en práctica y comiences a lucir espléndida. Pero recuerda que es muy importante que cuides tu cabellera de las altas temperaturas a las que lo expones. Elige productos de alta calidad que aporten los nutrientes esenciales para su vitalidad e hidratación, y que se vea siempre brillante y saludable.

Algo más que debes tener en cuenta para que las ondas queden bien hechas es lo vital que es un buen lavado del cabello. Decántate por un champú y acondicionador de buena calidad. Considera que son muchos los factores que influyen en la perfección de tus peinados, no solo la calidad de tu rizador. 

--

Contenido Patrocinado

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.