ARCHIVADO EN:

Debido a la pandemia, debemos de llevar gran parte de nuestra vida diaria la mascarilla puesta, algo que puede ser perjudicial para la piel. Sin embargo, su uso es necesario para mantener al coronavirus a raya y evitar contagios. Como decimos, la mascarilla es algo obligatorio, y deberá de cubrir boca y nariz. Así pues, esta zona será la que más sufra, sobre todo si trabajas de cara al público o con compañeros, y debes de llevarla más de ocho horas diarias.

Es por eso por lo que ofrecemos estos consejos para que cuides la piel y que se mantenga radiante en todo momento. Así, cuando esto pase, seguirás mostrando tu mejor sonrisa.

CUIDADOS PARA MANTENER LA PIEL PERFECTA 

Con las normas dadas por las autoridades, debemos llevar puesta la mascarilla en la calle, por lo que es un complemento más que se ha unido a nuestra rutina diaria para estar a salvo de la COVID-19, tanto nosotros como quienes nos rodean. Estamos hablando de un virus con el que puedes sentir que estás sano, sin ningún tipo de síntomas, pero aún así ser propagadores del mismo.

Se ha comprobado que la mascarilla puede crear en la piel rojeces y zonas irritadas, al no respirar tan bien la puel como cuando íbamos sin la mascarilla. Para que no esté tan sensible, la recomendación de los expertos y de especialistas como PacoPerfumerias es usar cremas hidratantes que contengan en su elaboración aloe vera. Esta planta cuenta con un gran potencial, es un perfecto cicatrizante, pero también ayudará a hidratar la piel, creando una pequeña película protectora que mejorará notablemente el aspecto de tu rostro con tan solo dos aplicaciones al día. Es importante que la zona esté bien hidratada, pero sin estar húmeda, puesto que esto favorece el que las bacterias se fijen en tu cara y, por lo tanto, dar otro tipo de problemáticas.

NO ABANDONES LAS BUENAS COSTUMBRES

Son muchas las personas que han dejado de utilizar cosméticos no tener la cara plenamente visible. Esta práctica hace que se deje de lado la zona a la vista, por lo que sufrirán tanto la parte superior como la inferior del rostro. La recomendación que leemos en este artículo es continuar con las mismas costumbres de cuidado de la cara que seguíamos antes de la pandemia, tratándola en su totalidad para que todo el rostro siga estando cuidado.

Si la rutina es la misma que teníamos antes de la pandemia, mantendremos toda la cara limpia e higiénica, sin olvidarnos de hacer especial énfasis en la zona de la nariz, boca y pómulos. Queremos volver a hacer hincapié en que deberemos de hidratar bien la cara cuando nos pongamos la mascarilla, pero siempre con una crema que no la deje húmeda. Además de por las bacterias, también podrían formarse hongos, y de aquí a padecer herpes labial puede estar solo a un paso. Es imprescindible realizar una limpieza facial antes y después del uso de mascarillas, con toallitas o discos desmaquillantes, usando agua micelar u otro tipo de cosmético que ayude a retirar con eficacia cualquier signo de suciedad o germen.

OTROS CONSEJOS PARA CUIDAR LA PIEL

¿Cuándo llevamos mascarilla higiénica solamente va a sufrir la piel de los pómulos? Por supuesto que no, también hay personas a las que la zona detrás de la oreja se les irrita por el contacto con las gomillas que sujetan la mascarilla. Puede que el primer día no se note, pero conforme avanza la semana, trabajando muchas horas seguidas, acaba por ser un problema. Existen varias formas de solventarlo y cuidar la piel. En primer lugar hay diferentes cremas y lociones hidratantes que aplicar en la zona irritada de la oreja, aunque también vendrá bien para la cara, donde también te aprieta, especialmente si usas los modelos FFP2. Estos aguantan mucho más, pero en ciertas caras, sobre todo las más redondeadas, dejan una zona muy roja y marcada. Para evitar molestias en las orejas, se usan los extensores de mascarilla, una especie de plástico alargado que unirá las tiras de la mascarilla en la nuca.

Es muy habitual que, en las personas que llevan la mascarilla de forma constante por motivos de trabajo, se formen puntos negros en la nariz. Para retirarlos existen mascarillas cosméticas que, tras aplicarlas durante 15 o 30 minutos, sacan los puntos negros de la piel, dejándola más saneada. Por otro lado, en el mercado venden unos dispositivos, los limpiadores de poros, que hacen este tipo de trabajo con eficacia y facilidad.

--

Contenido patrocinado

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.