ARCHIVADO EN:

Hasta ahora, el apellido Bou ha estado ligado estrechamente a la ciudad de Barcelona mediante su cadena de pastelerías. Hasta ocho locales regenta Josep Bou (Vic, 1955) en la capital catalana, quien no se cansa de repetir una misma frase a modo de bucle: "Yo no soy político, soy empresario". Y esa es la realidad, que se refleja en la naturalidad de sus expresiones ("mantita en el suelo y patadita a la puerta" ya se ha convertido en su particular hit), así como del lenguaje no verbal presente en sus actos.

EMPRESARIO Y LEGIONARIO

En la vida del alcaldable popular hay dos hechos que le han marcado por encima de todo. En primer lugar, su título militar de "Caballero Legionario Paracaidista". Sí, paracaidista, como la unidad especial que quiere crear en el cuerpo de la Guardia Urbana. A Josep Bou le encanta recordar esta particularidad, única entre los candidatos al consistorio, y de la que se siente totalmente orgulloso. De hecho, ha reconocido que no tiene "ningún miedo" de lo que le pueda pasar, con un "pensamiento militar de la vida". Algo que, sin lugar a dudas, sería todo un orgullo para los Marines estadounidenses regidos por la máxima del Semper Fi, salvando las distancias.

La mencionada faceta era la menos conocida del candidato popular. Por contra, a Bou le llegó el reconocimiento gracias al mundo de la empresa. El alcaldable dirige la cadena de panaderías Jaime Bou S.A. La tradición familiar es la causante de este hecho. Jaime y Joan Bou, padre y tío del cabeza de lista por el Partido Popular en la capital catalana respectivamente, fueron los primeros maestros panaderos de la familia, instruyendo así a su sucesor en el negocio, quien fundaría su propia cadena de panaderías en 1985. Actualmente, la empresa cuenta con 13 locales, 8 de los cuales están ubicados en Barcelona.

Estas monas fueron el regalo de Bou al resto de alcaldables
Estas monas fueron el regalo de Bou a los principales alcaldables

Su trayectoria en el mundo de la empresa le llevó a presidir Empresaris de Catalunya entre los años 2015 y 2018, una asociación que representa a emprendedores pertenecientes a todo tipo de sectores y de la que actualmente es vocal. Con este currículum y experiencia a su espalda, Josep Bou afronta ahora el reto de formar parte del consistorio con las siglas del Partido Popular.

UN CANDIDATO EXCÉNTRICO

Bou no ha necesitado mucho tiempo para darse a conocer. De hecho, sus declaraciones y actos no han dejado indiferentes a nadie. Buen ejemplo de ello son sus declaraciones en referencia a los ocupas. Además de su propuesta de "descabezar Can Vies", su tolerancia 0 con esta problemática le ha llevado a repetir reiteradamente la frase de "aquí ni mantita en el suelo, ni patadita en la puerta", que se ha convertido ya en uno de sus símbolos de identidad. De la misma manera, y en materia de seguridad, Bou ha apostado por dotar de armas largas al cuerpo de la Guardia Urbana, así como por crear una división formada por 500 agentes procedentes de la Brimo y paracaidistas en la policía barcelonesa.

Como buen maestro panadero, Bou ha demostrado que tampoco teme al fuego. De hecho, para algunos, se ha convertido en el "Boumbero" de Barcelona. Y es que el alcaldable popular no dudó en trepar por un andamio para sofocar un incendio que se había producido en un restaurante cercano a la sede del PP en la capital catalana. Ante la mirada atónita de los viandantes que transitaban por la zona, el popular demostró su condición física y apagó el fuego antes de que llegaran los bomberos con total naturalidad.

Josep Bou apagando el fuego
Josep Bou sofocando el incendio

El candidato a la alcaldía de la ciudad no puede estarse quieto. A su pasado como paracaidista de la Legión hay que añadir otras actividades realizadas por Bou, como la escalada o el ciclismo. Pedalear por la ciudad o descender en rápel son algunas de las acciones que entran en la agenda del exmilitar quien, además, puede ejercer como instructor gracias a sus conocimientos.

PATRIOTA POR ENCIMA DE TODO

Si hay algo que mueve a Bou es su patriotismo. La bandera. España. Y, por supuesto, la importancia de Barcelona y Cataluña dentro de ella. Llevando consigo un lazo con las banderas catalana y española en alguna que otra ocasión, el popular se emocionó cuando los trabajadores de una de sus panaderías dieron su visto bueno a esta carrera a la alcaldía que está llevando a cabo conduciéndole hasta una enorme insignia de España colocada en el obrador.

De la misma manera, Bou no duda en resaltar la figura del Rey cada vez que tiene ocasión de hacerlo. Y de su actuación el día 3 de octubre, con su comunicado tras producirse la votación ilegal del día 1. "El 3 de octubre los catalanes tuvimos Rey", ha repetido en más de una ocasión. Pese a la seriedad de las declaraciones referidas al monarca, Bou cambia de registro sin problema cuando tiene que visitar determinados lugares, como el plató del FAQS de TV3, donde regaló a la presentadora una camiseta con la frase "la República no existe, idiota".

Josep Bou regala la camiseta a la presentadora de FAQS
​Josep Bou regala la camiseta a la presentadora de FAQS

Con todo, Bou es un empresario que se aventura en el mundo de la política. Que a veces se pregunta dónde se ha metido con esta nueva aventura, pero que tiene muy claras sus ideas, sin importar la polémica que estas puedan causar. Por eso, hay algo que le gusta pedir a sus votantes a modo de despedida: "Si yo les fallo, sigan a las ideas, no a mí".