ARCHIVADO EN:

Hace unos días ofreció una disertación en el auditorio del CCCB de Barcelona, dentro del ciclo de conferencias auspiciado por Societat Civil Catalana. Reputado analista económico y director de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (FEDEA), doctor en Economía por la Universidad de Pennsylvania, aunque hecho profesionalmente en Barcelona, Ángel de la Fuente dejó claro en su disertación -con acopio de datos- que las pretensiones de los economistas independentistas catalanes, sobre que Catalunya está siendo maltratada por el gobierno central de Madrid, son “una falacia”.

A fin de conocer más a fondo al personaje y su discurso, a continuación ofrecemos una entrevista con De la Fuente.

La primera pregunta es obvia y está relacionada con el título de su conferencia: ¿Está Catalunya fiscalmente maltratada? Conteste brevemente.

No. Es un cuento.

Ofrézcanos argumentos al respecto.

Como explico en mis conferencias, los agravios que se lanzan desde la Generalitat no son reales. El origen del 'España roba a los catalanes', que patentó Jordi Pujol, no es más que una mentira que, de tanto repetida, ha calado en el imaginario popular, pero que no tiene razón de ser si nos atenemos a las cifras económicas.

“El 'España nos roba' no es real, es un cuento

Uno de los datos esgrimidos es cuando se compara Catalunya con Europa.

Hecha esa comparación, resulta que Catalunya estaría en la zona media, así que no hay maltrato. Como en otras latitudes, las regiones ricas tienen más impuestos, que el estado revierte en las zonas más pobres. A esa tendencia hacia la igualdad entre todos se le llama solidaridad.

Usted es un gran especialista en balanzas fiscales, la clave de la cosa...

Josep Borrell ya demostró en su libro que en los países normales, incluso Alemania, no se publican las balanzas fiscales; cosa que, sin embargo, sí se hace en España, con números que demuestran que no es verdad lo que dicen los economistas de la independencia.

"Hay que hacer un reparto de la financiación más racional, equitativo e igualitario”

¿Las comparaciones no sirven, entonces?

Por capacidad económica, Catalunya puede comparase con otras regiones europeas como la Baviera alemana o la Lombardía italiana. Así que no está tan mal. De ahí la paradoja de los independentistas: nos queremos ir de España porque nos maltrata... pero luego, a la contra, aseguran que es una de las regiones más ricas de Europa. ¿En qué quedamos?

Será cuestión, entonces, de mirar hacia dentro de España...

Sí, la comparación con el País Vasco y Navarra por el régimen fiscal. Está claro que hay que arreglar estas excepciones. Es un tema histórico de legislación, que se aprobó en unos momentos complicados (la presión de ETA en los años 70-80) que habría que solucionar para que nadie se sienta menospreciado.

Lo que decía de la solidaridad entre las comunidades más ricas y más pobres.

Sí, porque no hay dinero para todos y lo lógico es que los que tienen más ayuden a los que tienen menos para tender hacia la igualdad dentro de un mismo país, como es el caso de España. Pero para ello hay que hacer un reparto de la financiación más racional y más equitativo, un reparto más igualitario. Pero de ahí ha decir que la ley tiene un sesgo anti catalán, no tiene sentido. La fórmula actual es buena, porque tiende a la igualación de todos los españoles. Se trata de mejorar las cosas que son mejorables, pero dudo mucho que se pueda encontrar algo mejor en otros países de nuestro entorno.

“Lo que falta en este país es más pedagogía y menos demagogia”

¿Todo empezó en el encuentro Rajoy-Mas en La Moncloa?

Ya venía de antes, aunque allí se plasmó evidentemente. Desde ese momento se aprovecharon de un supuesto agravio económico catalán, el 'España nos roba'.

Ángel de la Fuente desarma las falacias económicas del independentismo /Archivo
Ángel de la Fuente desarma las falacias económicas del independentismo /Archivo

¿Entonces, la clave del proceso independentista es, en el fondo, un tema económico? ¿Se solucionaría si el estado le diese más dinero a Catalunya?

No, no es exclusivamente económico. En todo caso, es el argumento que les ha ayudado a crear todo su mensaje secesionista y a ganar acólitos entre los catalanes. Además, hay otra cosa: lo que gasta la Generalitat es excesivo. Habría que preguntarle al Govern catalán, y explicárselo a los catalanes, cuál es la carga fiscal que la Generalitat impone a sus propios ciudadanos, con impuestos más altos que en otras comunidades para pagar cargos, subvenciones, prebendas, propaganda, embajadas, etc. Y eso, sin contar con la fuga de empresas que, ante la situación de inseguridad, han trasladado sus sedes.

“El auténtico agravio es la carga fiscal que el Govern impone a los catalanes”

¿Hablamos, por tanto, de manipulación?

Hay falsedades o medias verdades que se propician desde la Generalitat. Lo que nos falta a todos en España, y especialmente en Catalunya, es más pedagogía y menos demagogia. No hay que engañar a la gente, y ahora vamos a necesitar muchas décadas para revertir la situación. No entiendo la dejadez de los diferentes gobiernos españoles en intentar explicar la realidad presupuestaria, permitiendo que las fuerzas independentistas catalanas y sus gobiernos hayan manipulado y explicado mentiras sobre la financiación de las autonomías que conforman España y, en concreto, la de Catalunya.

“Catalunya y Madrid están a la par: son regiones ricas y contribuyen a financiar a las pobres”

¿La Comunidad de Madrid puede quejarse como Catalunya?

Comparando la mayoría de parámetros, podríamos decir que están a la par, en la zona media española. Como son regiones ricas es lógico que contribuyan a financiar a las que son más pobres. En todo caso, me atrevería a criticar la política de inversión en obras públicas por parte de los distintos gobiernos españoles. Han sido y son discutibles, y manifiestamente mejorables. Un ejemplo: la tardanza en ejecutar el llamado Corredor el Mediterráneo, que, por cierto, no es solo de Catalunya, sino también de otras comunidades.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.