ARCHIVADO EN:

El alma del agua. Es cómo Jaume Plensa ha bautizado a su nueva escultura, en inglés Water's soul, que el próximo 21 de octubre será instalada en Jersey City, frente a la ciudad de Nueva York.

Se trata de una cabeza gigante, de 24,3 metros de altura, que pide silencio con un dedo en los labios y que la Richard Gray Gallery colocará a orillas del Hudson, de la isla neoyorquina de Manhattan. Un "tributo" al río, aseguran desde la entidad, que se va a quedar ahí permanentemente.

Según Plensa, su escultura homenajea al agua, de la que dice que es "una metáfora de la humanidad". El artista barcelonés ha explicado que "una gota de agua está muy sola, como una persona, pero muchas gotas juntas pueden crear una ola y formar ríos inmensos y océanos".

Además, para el autor Water's soul es también un recuerdo al "pasado comercial" del Hudson entre los siglos XIX y XX, cuando Nueva York sentó las bases para convertirse en la gran urbe que es en la actualidad.

DONACIÓN AL CLÍNIC

Hace un año, Plensa donó al Hospital Clínic su obra Blau, una escultura en homenaje a los trabajadores sanitarios por su lucha contra el covid-19.

La escultura es un rostro esculpido en una gran roca de basalto que supera los dos metros de altura y pesa dos toneladas y media, y que fue instalada en el vestíbulo, al que se accede por la calle de Villarroel.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.