ARCHIVADO EN:

Ocho años para publicar 'Los sueños de la serpiente', la crónica de un siglo reconstruida desde la memoria de uno de sus tres protagonistas. El autor, Alberto Ruy Sánchez, ha ganado el premio Nacional de Artes y Literatura de México, su lugar de nacimiento. Su trabajo lo coloca como candidato al Premio Princesa de Asturias 2018 y ‘Los sueños de la serpiente’ ha conseguido el galardón al premio Mazatlán, 2018.

Y es que este título “es una obra maestra. uno de los libros más importantes que se han escrito en castellano en los últimos tiempos”, según el crítico Alberto Manguel. Con este prólogo se presentaba el jueves 22 de marzo este ensayo en el Real Cercle Artístic de Barcelona de la mano de Basilio Baltasar, director de Cultura de la Fundación Santillana y por supuesto, el autor, Alberto Ruy Sánchez, filósofo político y literato. “Debemos agradecerle a Alberto el disturbio que va a provocar. Es un libro que va en contra de las convenciones. ‘Los sueños de la serpiente’ es el mundo deshecho por la ferocidad del sufrimiento”. Así ha presentado Basilio Baltasar la obra del mexicano. Una oda a psicoanálisis que centra la historia en tres tramas solapadas. El telón de fondo es la crónica del crimen del siglo XIX, tres locos y la emigración.

Un hombre destruido por la vida, violado de niño y pederasta de adulto; Silvya Ageloff, amante de un capellán y enamorada del káiser y Martín Ramírez, nativo de Jalisco, migrante en Estados Unidos. Un mexicano encerrado en un manicomio durante treinta años. Demente precoz y uno de los mejores artistas del siglo XX que posee un talento artístico inédito como Adolf Wölfli, el primer psicótico reconocido como artista. Los tres personajes condenados a padecer la tragedia mundana, son esclavos de sus circunstancias, un hecho que hace reflexionar al lector sobre la libertad de su inteligencia. Entre lo racional y lo místico. Un dilema que Basilio ha comparado con lo que representa la serpiente para los indios pueblo de Nuevo México. Entre el temor primitivo de la muerte y el símbolo de la inmortalidad. La relación de esa tribu con el reptil desmiente una epopeya de bulos que envuelve el misticismo de ese animal. “Para curarnos de la enfermedad del siglo que corroe nuestro cerebro, deberíamos bailar con la serpiente que nos aterroriza para liberarnos de los monstruosos sueños de la razón”, ha concluido el director de la Fundación Santillana. “Me interesó la exposición y la resaca de lo místico”, ha explicado Ruy para narrar lo más profundo de los pensamientos humanos más depravados o angustiados con lo que les ofrece la vida.

Alberto Ruy en el Cercle Artístic / AROA ORTEGA
El autor de 'Los sueños de la serpiente' dedicando sus libros en el Reial Cercle Artístic / A.O. 

Anécdotas históricas, más de 600 entrevistas a personas que sobreviven en prisiones y manicomios, personas traicionadas, una serie de recortes biográficos igual que los collages que elaboran los personajes encerrados en sus obsesiones y sus cuartos donde habitan reflexionando su pasado.

Los sueños de la serpiente’ es un ensayo que se distancia de la ‘non fiction’, por cierto, un término “abominable”, según Ruy, ya que en esta novela, el autor forma parte de ella porque ha hecho un trabajo previo y personal para hacerla realidad. Esta novela presenta dudas al lector: “es poesía convertirá en bisturí que puede tocar lo más terrible y profundo que tenemos dentro”, según su autor.

En comparación con otros escritores mexicanos, Ruy se desmarca del monotema del narcotráfico, tema capital en la literatura mexicana. “Le diría a mis compañeros que no reproduzcan una y otra vez más novelas que versen sobre el narcotráfico, sino que bailen con la serpiente que decía Basilio”. Que hablen de la precaución y las complicidades con lo malo ha opinado Ruy desde la mesa desde el Reial Cercle Artístic.

Alberto Ruy y Basilio Baltasar en el Reial Cercle Artístic / A.O.
Alberto Ruy y Basilio Baltasar en el Reial Cercle Artístic / A.O. 

Compañeros de oficio de la talla de Octavio Paz o Juan Goytisolo ovacionan su trabajo. Para el primero, “Ruy es, sin duda, es más interesante de los escritores mexicanos actualmente activos. En su obra, los géneros literarios no tienen fronteras, siempre desconcierta y sorprende, siempre va a fondo y profundo, sin embargo, sonríe”. Goytisolo aprecia la búsqueda de Ruy para dar forma a la historia que cuenta: “es excepcional en tiempos donde se cultiva lo contrario y eso hace de él un escritor extramuros”, contaba uno de los referentes de la novela española de los últimos tiempos.

Algunos de sus títulos han sido traducidos a una docena de lenguas y ha recibido más de veinte premios que le han hecho pasar por San Petersburgo, Lugano, Chicago, Zaragoza, México, Lousville o Montauban.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.