ARCHIVADO EN:

La historia negra del cine mexicano “es un reflejo de algo que me define culturalmente”, explica Andrés García Franco, director del documental contemporáneo que critica la capitalización estadounidense de las salas cinematográficas de México. Un trabajo que estrenó la I Muestra de Cine Contemporáneo Mexicano celebrado en Barcelona.

La historia negra del cine mexicano’ surge de un despertar cultural que tuvo su director durante su especialización cinematográfica en California. “Agarré el fetiche de los cines abandonados mexicanos”, cuenta García Franco “cuando hacía veinte años que ya no se veía cine mexicano en México, se veía en Estados Unidos, “aunque eran películas rumberas, de tetas y balazos”. Unos cines pensados para la inmigración mexicana como si esas personas no tuviesen criterio para ver una película, más allá de las balas y los narcos.

Actualmente, las producciones sobre el narcotráfico inundan las series de televisión pero “hemos conseguido un público cada vez más numeroso en los festivales de cine underground”, asegura el director. “Hoy estamos recogiendo las mieles de los últimos 20 años”, asegura García Franco.

La industria del cine mexicano se profesionaliza, opina el director de La historia negra del cine mexicano. Prueba de ello es la cantidad de festivales que se multiplican año tras año en diferentes ciudades del país, a parte de los conocidos de Guadalajara y Morelia.

“Se crean, aproximadamente, 120 películas al año en México”, confirma Andrés; cuya única competencia es ‘la festivalitis’. “Hay una transculturalidad muy padre y se crea cine de extrema calidad”, asegura García Franco. “Hoy ya hay un público que busca cine documental mexicano, no solo van a festivales de ficción y esto lo han generado los festivales, no las televisiones ni las salas comerciales”, explica con orgullo el director de ‘La historia negra del cine mexicano’, que el día 25 de mayo recibe premio al mejor largometraje, de entre los 150 trabajos audiovisuales presentados. Un reconocimiento que se celebrará en el marco del mayor congreso latinoamericano del mundo, LASA 2018, que se congrega estos días en Barcelona. El documental podrá verse de nuevo en la ciudad condal en el AC Hotel Barcelona - Fòrum el día 25.

Andrés García, director mexicano / H.F.
Andrés García, director de ‘La historia negra del cine mexicano’ / H.F.

A su director, Andrés García Franco, le gustaría distribuir su documental en el círculo académico, en LASA y en la UNAM (Universidad Nacional Autónoma de México), lugar donde estudió y productora principal de ‘La historia negra del cine mexicano’. “Espero que el documental llegue al público interesado por la industria cinematrográfica mexicana en abierto, online, pero la UNAM “aún está esperando que se interese una gran productora”, comenta irónicamente el director.

Como realizador, García Franco, quiere seguir recuperando memoria histórica del cine mexicano y se ha elegido a la actriz mexicana María Félix, una de las figuras femeninas más importantes de la época dorada del cine mexicano. Como documentalista. el director está interesado en la legalización de la marihuana que sigue la moda californiana. comenta. Además, está creando una empresa de documentación audiovisual para recopilar material histórico de la cinematografía mexicana y ponerla al alcance de los centros universitarios y productoras interesadas.

Buen cine, buena técnica y calidad es lo que se rueda en México, un nido de creatividad gestada años atrás que comienza a dar sus frutos. Talento exprimido en la gran pantalla que se hace hueco en los circuitos más alternativos del cine, una gran industria, maltratada y venerada al mismo tiempo.