ARCHIVADO EN:

Un equipo capitaneado por Messi y Neymar se ha formado en las redes sociales con el objetivo, no de marcar goles, sino de asegurar a los niños latinoamericanos el equivalente a diez millones de comidas escolares.

Detrás de la iniciativa #JuntosSomos10 están el Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas (PMA) y la compañía Mastercard, que desde 2012 trabajan juntos para paliar el círculo de  pobreza infantil en América Latina y el Caribe.

Las comidas escolares son vitales para una región donde hay millones de niños y adolescentes cuyas familias no disponen de los recursos necesarios para garantizar su alimentación todos los días, según ha explicado el director Regional del PMA, Miguel Barreto.

#JuntosSomos10 pretende aportar el equivalente a diez millones de comidas escolares extras en un plazo de dos años y ofrece varias opciones para ayudar a lograr el objetivo: una es donar directamente dinero al PMA a través de la página web de esta campaña. Otra es simplemente utilizar la etiqueta #JuntosSomos10 en Twitter e Instagram. Mastercard donará una comida escolar cada vez que se use este 'hashtag' y, en casos de donación directa al PMA con tarjeta Mastercard, la compañía donará diez comidas.

La financiera cree que acabar con el hambre es el primer paso para lograr la inclusión social y revertir el ciclo de pobreza, ha contado Ana Ferrel, portavoz regional de la compañía.

Lionel Messi y Neymar da Silva Santos, que fueron compañeros en el Barcelona, han firmado un contrato de dos años con la financiera para co-capitanear esta campaña que pretende crear un movimiento de personas comprometidas para terminar con el hambre la falta de recursos que garantice la alimentación entre niños y adolescentes.

Barreto ha señalado que "lo ideal" sería proporcionar a todos los alumnos de escuelas e institutos públicos de 4 a 16 años de edad 'dos comidas' (desayuno y almuerzo) en los centros escolares y contar además con raciones para que se las puedan llevar a sus hogares para la cena.

Actualmente, unos 85 millones de niños en la región reciben una comida diaria en la escuela pero hay otros tantos que no reciben nada, agrega el representante del organismo en la ONU. La mima institución que organiza programas de alimentación escolar en Bolivia, Colombia, Haití, Cuba, Nicaragua y Honduras.

Barreto asegura que cuando una escuela provee de alimentación a sus alumnos, aumenta la escolarización y contribuye a que no haya discriminación de género, ya que los padres también envían a sus hijas a la escuela dónde, para comer, no se distingue por género.

Además, los planes de alimentación escolar activan la economía local, ya que se suele buscar a proveedores cercanos a las escuelas e involucran a los padres, quienes se convierten en los responsables de manejar el plan.

Messi y Neymar son "las conexiones humanas, que es la base de la cultura latina”, dice Barreto. De ahí surge la idea de aprovechar el lazo de amistad entre Messi y Neymar como un ejemplo de cómo los latinoamericanos pueden aprovechar las conexiones humanas para hacer el bien. "A través de su ejemplo, queremos inspirar a otras personas para que se unan por un propósito significativo”, explica el representante.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.