Los vecinos del tramo central de la inacabada línea 9 del metro de Barcelona tienen un brote de esperanza de que éstas se reanuden. Casi una década después de que se paralizaran, varias personas han reclamado a la Generalitat que retome los trabajos una vez se hayan aprobado los presupuestos.

Una vez las nuevas cuentas del Govern y la consiguiente partida presupuestaria sean una realidad, se abrirá la puerta a solicitar este préstamo que lleva muchas años encallado. Los vecinos de la zona ven una nueva oportunidad para tener el esperado metro cerca de sus viviendas.

MOVILIZACIONES CONSTANTES

Residentes en la plaza de Sanllehy y sus alrededores, se concentraron el pasado jueves para reclamar, junto a una reproducción simbólica de cartón de la parada que se ubicará en su subsuelo, la reactivación de las obras, según ha avanzado Crónica Global.

En este sentido, advirtieron de que, si no acaba ocurriendo, volverán a movilizarse como en años anteriores. Los vecinos de la zona, cuyos problemas de movilidad y falta de transporte público son similares a las de los otros barrios afectados, también montañosos, apuntan además otras singularidades propias: la principal, la proximidad del Park Güell.