Carril bici de la Ronda Guinardó / METRÓPOLI - RP
Carril bici de la Ronda Guinardó / METRÓPOLI - RP

Colau gasta 26 millones de euros en carriles bici desde su llegada a la alcaldía de Barcelona

En los dos mandatos de la alcaldesa, la red ciclista barcelonesa ha pasado de 116 a 245 kilómetros

Guardar
Periodista

El incremento de la red ciclista barcelonesa ha sido una prioridad para los comunes y Ada Colau desde su llegada a la alcaldía. Acompañada de una guerra al vehículo privado que no cesa, la alcaldesa ha invertido una cuantía millonaria que se ha traducido en más de un centenar de nuevos kilómetros en la capital catalana en dos mandatos.

Entre los numerosos carriles implantados por el gobierno municipal desde 2015, destacan algunos que se han instaurado en vías principales o han bajado a la calzada de éstas, muchas veces no exentos de polémica. La vía ciclista de la calle de Aragó, el carril bici de la avenida Meridiana, el de la Gran Via, o el de la avenida Diagonal, son claros ejemplos de ello.

Sumido en un plan cuyo objetivo es alcanzar los 308 kilómetros de carriles bici al finalizar el presente mandato, el consistorio barcelonés avanza en la creación de estas vías por toda la ciudad.

26 MILLONES Y 245 KILÓMETROS

Fuentes municipales apuntan que, desde la llegada a la alcaldía de Colau en 2015 hasta el 2021, la inversión total del Ayuntamiento en carriles bici ha ascendido hasta los 25,9 millones de euros. Si a estas actuaciones se suman algunas aprobadas este año, la cifra ronda los 30 millones de euros.

Durante este tiempo y con la mencionada cifra económica, el crecimiento de la red ciclista barcelonesa ha sido más que notable. Al finalizar el mandato de Xavier Trias, Barcelona contaba con 116 kilómetros de estas vías. Aunque el aumento fue mínimo durante los dos primeros años con la líder de los comunes al frente del consistorio, la implementación de nuevas vías tomó impulso a partir de 2017 hasta llegar a los 245 kilómetros de carriles bici actuales.

Tramo del carril bici de vía Augusta / AJ BCN
Tramo del carril bici de vía Augusta / AJ BCN

Los aparcamientos para bicicletas en la vía pública también han experimentado un aumento hasta alcanzar los 38.904 actuales. El distrito del Eixample es el que cuenta con más estacionamientos (10.454), seguido de Sant Martí (7.731) y Ciutat Vella (4.962).

CICLISTAS EN CIRCULACIÓN

Respecto a la circulación registrada en los carriles bici, desde el consistorio apuntan que se dispone de 10 puntos de control en la ciudad en los que consta la media diaria de ciclistas que hacen uso de la vía en días laborables (de lunes a jueves).

Desde el inicio de este año hasta el pasado mes de abril, la cifra en el punto del paseo de Pujades ha sido de 2.839 bicicletas, en calle de Enric Granados con calle de Mallorca, 1.300; en la plaza de Tetuan con el paseo de Sant Joan, 1.179; en la calle de la Diputació con la calle de Sardenya, 1.427; en la calle del Consell de Cent con la calle del Comte Borrell, 1.894; en calle de Vilamarí con Gran Via, 1.008; en calle de Provença con calle de Nàpols, 3.159; en calle de Aragó con calle de Navas de Tolosa, 2.084; en calle de Marina con calle de Pujades, 1.226; y en calle de Alaba con calle del Doctor Trueta, 305.

Ciclistas en el carril bici del paseo de Sant Joan / EFE
Ciclistas en el carril bici del paseo de Sant Joan / EFE

Aunque la cifra de ciclistas haya aumentado desde 2015, en algunos casos el incremento es prácticamente insignificante en contraste con la suma de kilómetros de carriles. En Alaba con Doctor Trueta, por ejemplo, la media de paso solo ha sumado a 18 ciclistas más, mientras que en Enric Granados con Mallorca el aumento es de 61. En comparación con el pasado año, la cifra de ciclistas ha contado con ligeras variaciones, aunque en algunos carriles ha descendido. Fuentes municipales justifican esta reducción en la apertura de nuevos carriles que han podido provocar cambios en las rutas de algunos usuarios.

FLUIDEZ PARA BICIS, PERO TAMBIÉN PARA COCHES

Paco Narváez, exconcejal de Movilidad de Barcelona, afirma que "Barcelona tiene una buena estructura de carriles bici", con unas vías segregadas en "calles de alta densidad de tráfico" y vías de "plataforma única" donde la circulación rodada es menor. A ello, se suma que la capital catalana tiene "unos usuarios que empiezan a saber conducir" y que disponen de una mayor "conciencia cívica".

El exregidor socialista destaca la importancia de "realizar propuestas" cuando se busca una mejora de la infraestructura, y destaca la importancia de encontrar soluciones a cada situación concreta. Narváez señala que estas propuestas no deben tratar de "ralentizar al coche", sino de "buscar la fluidez" para bicicletas y vehículos privados.

Nuevo carril bici en la avenida Diagonal / AJ BCN
Nuevo carril bici en la avenida Diagonal / AJ BCN

El exedil recuerda que, al hacer un carril bici, no se puede pretender que la vía mantenga los mismos "usos" de los que disponía hasta el momento. Lo ejemplifica con la calle de Aragó, donde "se perjudica mucho la visibilidad que tiene el conductor del coche sobre la bicicleta". Narváez también insiste en que, a día de hoy, "se producen demasiados robos de bicicletas" en la ciudad. También remarca la necesidad de incrementar los estacionamientos para estos vehículos en los "aparcamientos subterráneos municipales", así como en zonas en las que haya conexiones "ferroviarias y de bus" en la capital catalana.

SIN RED CONSOLIDADA

Albert Garcia, miembro de Amics de la Bici, lamenta que Barcelona no tiene una "red consolidada de carriles bici", una situación muy diferente de la que dispone el "vehículo de motor". "Si vas en coche, entras por la Meridiana o la Diagonal sabes hacia donde dirigirte, la red te lleva. En bici, por ejemplo, si pretendes venir del norte del área metropolitana y no quieres ir a Glòries no puedes salir de la trampa de la Meridiana", señala. 

Garcia critica las vías ciclistas que son "centrales" y en las que se circula por el lado "izquierdo", e insiste en que la red no permite "que te vertebres en bici". El miembro del colectivo ciclista también se muestra crítico con las intersecciones, que dan "prioridad al vehículo de motor". Así sucede en el cruce de la "avenida Meridiana con la calle de Felip II", según explica. El colectivo también rechaza los carriles bici en el interior de rotondas por la pérdida de tiempo que este diseño supone, y recuerda que "cuando se tarda más de 20 segundos en superar un cruce de lo que se haría por la calzada, ese carril bici está mal diseñado".

Carril bici en la calle de Aragó / METRÓPOLI - RP
Carril bici en la calle de Aragó / METRÓPOLI - RP

El miembro de Amics de la Bici insiste en que los "peores carriles bici de Barcelona son los centrales", recuerda que las vías deben ser "seguras y con el ancho adecuado", y tacha la "programación de carriles" en la capital catalana de "absurda". Además, denuncia la "falta de participación con el Ayuntamiento" en la elaboración de la infraestructura ciclista de la ciudad.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.