El grupo municipal de Junts per Catalunya (JxCAT) en Barcelona ha anunciado hoy, lunes 9 de noviembre, su intención de llevar a juicio al Ayuntamiento de Barcelona por los bloques de hormigón. JxCAT ha criticado la "negativa persistente" del gobierno de Ada Colau y Jaume Collboni a librar el expediente y los informes técnicos que avalan la instalación de los elementos de urbanismo táctico en las nuevas zonas de viandantes. La formación política ha anunciado que este incumplimiento legal de más de tres meses los llevará a una denuncia judicial. 

La presidenta del grupo, Elsa Artadi, y la portavoz adjunta del mismo, Francina Vila, registran un nuevo escrito al consistorio para cerrar la vía administrativa. En este reclaman al ejecutivo municipal disponer en 15 días de un certificado que acredite su silencio administrativo desde el 5 de agosto. También exigen tener acceso al expediente que justifica los bloques, realizar una auditoría "técnica e imparcial" que evalúe su seguridad y que se retiren cautelarmente. 

RUEGO A COLAU

La regidora de JuntsxCAT en el ámbito de Movilidad, Francina Vila, aseguró en el debate del Pleno del Ayuntamiento del pasado 24 de julio que "Estos bloques de hormigón son un peligro para las personas, sobre todo para los motoristas" e indicó que la formación estaba decidida a "conseguir su retirada, por vía administrativa o, incluso, judicial". La advertencia se realizó a partir de un ruego dirigido a la alcaldesa a través del cual se pedía la "retirada inmediata" de los bloques de todas las calzadas de la ciudad. 

Colau rechazó el ruego y especificó que el ente municipal continuaría ampliando el espacio para los transeúntes colocando estos elementos para protegerlos. Ante la negativa municipal, el pasado 5 de agosto, el grupo municipal inició formalmente el procedimiento para revocar la decisión del gobierno de Barcelona.

Dos bloques de hormigón en el Eixample / @pedrojuansanch1
Dos bloques de hormigón en el Eixample / TWITTER - @pedrojuansanch1

AGOTADA LA VÍA ADMINISTRATIVA

Tras varios escritos más, el viernes pasado Elsa Artadi y Francina Vila registraron un cuarto intento dirigido al gobierno de Colau y Collboni en el que pedían que "teniendo presente que la petición expresa de solicitud de acceso a los expedientes, la realización de auditoría y la adopción de medidas cautelares tuvo entrada en la fecha 5 de agosto de este año, y delante de la falta de respuesta del Ayuntamiento de Barcelona que ni tan solo ha informado de la incoación de ningún procedimiento de referencia, se solicitará la certificación acreditativa del silencio producido, y que este sea notificado e un término máximo de 15 días establecido legalmente".

Hoy, lunes 9 de noviembre, Elsa Artadi ha anunciado que "se ha agotado la vía administrativa" y que JxCAT abrirá la vía judicial: "Con la escandalosa negativa de darnos todos los expedientes que justifican la instalación de los bloques de hormigón, en el que es un claro incumplimiento de la ley, y el silencio de más de tres meses del gobierno municipal a todas nuestras peticiones, este mes de noviembre se agota la vía administrativa y abrimos la vía judicial". 

DENUNCIA POR VÍA JUDICIAL

"Ahora, tres meses después del primer escrito, y cuando el gobierno municipal mantiene su silencio, incumple la ley y no nos facilita los expedientes que justifican los bloques de hormigón, presentamos este cuarto y definitivo escrito que nos lleva, en poco más de dos semanas, a presentar una denuncia por vía judicial para hacer posible la retirada de unos elementos que consideramos peligrosos para los usuarios de la vía, especialmente viandantes y motoristas", ha sentenciado regidora y presidenta del partido independentista en el Ayuntamiento de Barcelona. 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.