El teniente de alcalde Abert Batlle está dispuesto a reducir la inseguridad en Nou Barris. Así se ha comprometido este miércoles en el marco del Consejo de Prevención y Seguridad del distrito donde ha detallado los principales objetivos de su área. El más importante de todos: aumentar el patrullaje preventivo.

La sesión no ha estado exenta de críticas vecinales. Unas 200 personas se han concentrado en la entrada a modo de protesta por la inseguridad. Todos ellos –sean de Ciutat Meridiana, Can Cuiàs u otros– coinciden en su respuesta: “Tenemos robos, atracos, violaciones, ocupaciones y tráfico de drogas”.

MEJORAR LA INTERLOCUCIÓN

Según Batlle, el compromiso es incrementar el patrullaje preventivo de agentes de la Urbana, intensificar la interlocución con el tejido comercial y asociativo y hacer un seguimiento de la evolución de la percepción de seguridad, según ha detallado Europa Press.

AGILIZAR LOS TRÁMITES

Por su parte, la concejal del distrito, Marga Marí-Klose, ha asegurado que se mejorará el circuito para resolver expedientes administrativos de locales que generan problemas y se estudiarán los mecanismos jurídicos y legales ante los establecimientos que provoquen molestias de forma reiterada.

Tal como ha desvelado, quieren promover sesiones de prevención en equipamientos para ancianos y en escuelas, y que se creará una mesa de convivencia en el distrito y se reforzarán los servicios municipales en el espacio público, sobre todo los relacionados con la resolución de conflictos de convivencia, como educadores de calle.

Fuentes municipales han resaltado que estos consejos de prevención y seguridad se celebrarán en los diez distritos entre septiembre y principios de octubre, para compartir con entidades y vecinos información y el diagnóstico de la situación para mejorarla.