Una mujer se queja de un malestar producido por un trastorno en la vejiga / QUIRÓNSALUD
Una mujer se queja de un malestar producido por un trastorno en la vejiga / QUIRÓNSALUD

¿Por qué la incontinencia de orina sigue siendo un tabú? (y no debería serlo)

Se trata de un trastorno funcional que afecta a la calidad de vida de hombres y mujeres y que puede derivar en problemas psicológicos

Guardar
Periodista
Actualizado: 08/08/2022 10:23 h.

Más de 400 millones de personas en el mundo sufren pérdidas de orina, según la Sociedad Española de Urología. Casi 6,5 millones españoles padecen un trastorno que la mayoría prefiere ocultar, a pesar del grave impacto que supone en su calidad de vida. Tanto que muchos de ellos y ellas tardan una media de tres años en consultar con un especialista.

La incontinencia urinaria es una pérdida involuntaria de orina que provoca malestar a quien la sufre y que aumenta con la edad, aunque solamente una de cada tres personas mayores acude a un especialista. Afecta al doble de mujeres que hombres, posiblemente a causa del embarazo y la menopausia.

PRESIÓN SOCIAL

Esta alteración que no es una parte normal del envejecimiento y se puede tratar, pero  repercute en la vida cotidiana de quien la padece llegando a ser un grave problema no sólo físico sino también psicológico que puede ir asociado a ansiedad, inseguridad y en algunas ocasiones depresión.

Los argumentos por los que se prefiere disimular esta alteración neurológica son tantos como personas las padecen, aunque la Unidad de Urodinamia y Suelo Pélvico del Centro Médico Teknon ha establecido una serie de parámetros comunes. Una de las razones principales hay que buscarla en el entorno social condicionado por un ideal de belleza y bienestar.

“La incontinencia es un tema tabú, se asocia a falta de control, a inmadurez a los niños y a la gente mayor se le escapa la orina. Si a un adulto se le escapa la orina, hace algo mal, no se sabe controlar; encima huele mal, y eso resulta desagradable. Eso lleva al aislamiento y la pérdida de autoestima”, asegura el doctor José Emilio Batista, especialista en Urología del Centro Médico Teknon.

FALTA DE REFERENTES

El entorno mediático tampoco ayuda a llevarlo con cierta normalidad.  A pesar de ser un problema muy frecuente… casi ningún famoso ha salido a explicar que tiene incontinencia a pesar de que sí es habitual verles anunciar otras enfermedades en las redes sociales.  Se pueden tener y airear muchas enfermedades… pero no incontinencia.

“Solamente Concha Velasco salió en televisión anunciando unas compresas. Fue un anuncio, no un testimonio. Fue error”, explica el especialista en urología. “Los que nos dedicamos a la incontinencia queremos que nuestros pacientes no usen compresas o que usen las menos posibles. Las compresas son un método paliativo, no son la solución”, añade.

POCOS RECURSOS

En líneas generales, ha habido y hay poca formación para urólogos, ginecólogos y médicos generales en este campo. Algunos de los profesionales que se dedican a esta especialidad no dedican suficiente tiempo a la divulgación, tanto al público como a los  colegas de profesión.

“A pesar de que el gasto en compresas es una de las mayores partidas en gasto de la Sanidad Pública, no se dedican suficientes recursos a formación y atención en esta área. Nuestro equipo ha ayudado y ayuda a otros hospitales- públicos y privados- mediante un sistema de diagnóstico remoto. Es llamativo que algunos de ellos no tengan recursos para tener su propio equipo”, lamenta el doctor Batista.

EL URÓLOGO TIENE LA SOLUCIÓN

Los urólogos tratan a varones y mujeres, desde niños pequeños con escapes nocturnos (enuresis) hasta pacientes ancianos con problemas de control esfinteriano. Pero la mayoría de los pacientes son personas de edad adulta (una media de 52 años). En su mayoría, son personas que intentan hacer vida normal pero no pueden debido a sus problemas de vejiga.

“Si tienes incontinencia y no has consultado… no te sientas mal. Ante la incontinencia, consulta, háblalo, insiste, busca una unidad que te escuche y te trate”, es el llamamiento que hace el urólogo del Centro Teknon.

EL ESTUDIO URODINÁMICO

La Unidad de Urodinamia del Centro Médico Teknon tiene como objetivo proporcionar un diagnóstico preciso en los trastornos de micción e incontinencia urinaria, para así poder indicar un tratamiento mejor a mujeres, varones de todas las edades y niños.

“A partir de esa prueba podemos establecer un plan de tratamiento adecuado a cada paciente- un traje a medida, que puede ir cambiando. Afortunadamente ha habido muchos cambios en los últimos años y se han incorporado nuevas técnicas menos invasivas: mejores medicamentos, la incorporación del bótox en la vejiga (sí, bótox!), operaciones menos agresivas y tratamientos de fisioterapia”, revela el doctor Batista.

 

 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.