ARCHIVADO EN:

Barcelona está en disposición de convertirse en la capital europea del 5G, la quinta generación de la tecnología móvil. Justo cuando acoge por decimotercera edición consecutiva el Mobile World Congress, la ciudad está poniendo los mimbres necesarios para que se la considere como el 'hub' (centro neurálgico) continental de una tecnología que, dicen los expertos, va a cambiar nuestra forma de vida.

“Barcelona tiene las mejores condiciones para conseguirlo y, de hecho, en estos momentos está muy bien posicionada para serlo”, asegura Juan Baselga, director de marketing y comunicación de la Mobile World Capital Barcelona (MWCB), la fundación creada en 2012 para impulsar la transformación móvil y digital de la ciudad. “Esta misma semana estaremos en condiciones de anunciar el primer acuerdo con una operadora internacional de renombre que piensa instalarse aquí para desarrollar la tecnología del 5G. Será un paso muy positivo de cara a convertirnos en el 'hub' del sur de Europa”.

La tecnología 5G necesita de ciudades capaces de convertirse en una especie de laboratorio metropolitano en el que se investigue y se construya infraestructura para convertirla en un entorno abierto, capaz de experimentar las posibilidades de esta nueva tecnología. La Comisión Europea (CE) escogerá en los próximos meses tres o cuatro proyectos de entre la docena que se han presentado, a fin y efecto de crear entornos de pruebas y de validación del 5G.

Pocos días antes del Mobile, Vodafone y Huawei completaron la primera llamada 5G en el mundo, efectuada curiosamente desde Castelldefels (Barcelona) a Madrid; al mismo tiempo, el Gobierno español anunciaba la puesta en marcha de un Observatorio Nacional del 5G, que tiene como objetivo impulsar la candidatura de Barcelona como capital europea de esta tecnología.

La primera llamada mundial con 5G fue hace unas semanas, entre Castelldefels y Madrid / Vodafone
La primera llamada internacional con 5G fue hace unos días, entre Castelldefels y Madrid /Vodafone

¿QUÉ ES 5G?

Los expertos auguran que el 5G revolucionará la forma en que nos comunicamos actualmente. Cuando esté implementado, se incrementarán la velocidad y la cantidad de dispositivos conectados al mismo tiempo y se reducirá la latencia (tiempo de respuesta de la red) hasta un milisegundo, lo que permitirá la movilidad autónoma o las operaciones quirúrgicas por control remoto.

Hoy en día nos movemos básicamente en 3G, mientras que el 4G, un salto adelante, aún va encontrando acomodo. Pero va todo tan rápido que ya ha llegado el 5G, y viene para quedarse definitivamente a partir de 2020. Actualmente, tanto Asia como América están por delante de Europa en el desarrollo del 5G, así que urge que el Viejo Continente se ponga las pilas.

“2020, como quien dice, es pasado mañana. Así que estamos en puertas de una revolución tecnológica que cambiará nuestra habitual manera de vivir en menos tiempo de lo que pensamos”, asegura Baselga.

“Básicamente, el 5G supone instalar antenas telefónicas de nueva generación más cerca del nivel de tierra (las de 3G están generalmente a mucha altura). Además, y eso es algo muy importante, las de 5G emiten menos radiación”, explica. “En realidad, el 5G no está enfocado para la gente a nivel de terminal móvil -nuestro smartphone particular-, sino para facilitar la interconexión entre máquinas. Es la base para que funcione bien el Internet de las Cosas (IoT). El 5G es el que permitirá que circulen los automóviles sin conductor (coche autónomo), o que una operación quirúrgica pueda ser retransmitida en directo en y a cualquier lugar del mundo”.

"Otro ejemplo, quizás más práctico para el ciudadano de a pie: 'bajarse' una película de 2 horas (unos 20 gigas) tardaría un minuto y medio", añade Baselga. “Y cuando se mejore el espectro, aseguran que se multiplicará por veinte la velocidad”.

MOBILE WORLD CAPITAL BARCELONA

MWCB creó en su día la fundación 5G Barcelona junto al Ministerio de Industria, Energía y Turismo, la Generalitat de Catalunya y el Ayuntamiento de Barcelona. Cuenta, además, con cuatro centros tecnológicos para implementar los tests, entre ellos la UPC. Desde entonces, Barcelona se ha destacado en la investigación del 5G hasta el punto de que “22 de los 37 proyectos europeos sobre 5G son catalanes”, destaca Baselga. “Otro dato importante es que Barcelona es la quinta 'hub' tecnológica europea y Madrid, la sexta. Así que España está muy bien posicionada tecnológicamente a nivel continental”.

“Llegar a ser la 'hub' no es cuestión de ser elegida hoy, sino que se va haciendo. Hace tiempo ya que Barcelona está con el 5G, y eso es muy valorado internacionalmente. Además, el hecho de ser la capital del Mobile le da un plus y se traduce en algo muy positivo”, asevera un ilusionado Baselga. “Se trata de que cualquier empresa del mundo entienda que instalándose en Barcelona se encontrará en el mejor sitio para avanzar en investigación y negocio. Actualmente, en Barcelona hay cinco nodos (puntos de conexión) en diferentes centros de investigación. La clave es que esto salga a la calle, que se multipliquen los casos de uso a nivel de corporaciones para que se instalen muchas más antenas de 5G. Ese es el futuro".