Con una orden de desalojamiento vigente, la teniente de alcalde de Ecología, Urbanismo, Infraestructuras y Movilidad, Janet Sanz, se ha posicionado favorablemente a la okupación de la Casa Buenos Aires de Vallvidrera.

Durante una rueda de prensa celebrada este jueves, Sanz ha pedido a los Padres Paúles, quienes vendieron el inmueble al fondo London Private Company para su reconversión en un hotel, retirar las demandas interpuestas para que se detenga el desalojo de los vecinos que la tienen okupada.

'NO SERÁ UN HOTEL'

La concejal de los comunes ha cargado contra la congregación, asegurando que han llevado a cabo una "gestión nefasta de interlocución con los vecinos y el Ayuntamiento", con un fondo de inversión que pedía "propuestas económicas excesivas".

Ante esta situación, Sanz ha advertido a los Padres Paúles de que el inmueble "no será un hotel", sino que será "público" y especialmente proyectado como un espacio destinado a la tercera edad.

Además, la teniente de alcalde ha remarcado la voluntad de construir "vivienda pública" en las "parcelas edificables" que hay en el entorno, mediante una iniciativa que pretende estar aprobado en "octubre" para iniciar las "etapas de expropiación".

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.