El exterior del Hivernacle, en el parque de la Ciutadella, totalmente degradado / MA - JORDI SUBIRANA
El exterior del Hivernacle, en el parque de la Ciutadella, totalmente degradado / MA - JORDI SUBIRANA

La reforma del Hivernacle, que lleva más de 15 años abandonado, se iniciará en julio

El Ayuntamiento hará mejoras en el edificio de la Ciutadella y en el palacete del Laberint d'Horta

Jordi Subirana
Periodista de Metrópoli Abierta
Actualizado: 04/01/2022 13:33 h.

El Hivernacle de la Ciutadella, un edificio que forma parte del patrimonio de Barcelona y que lleva más de 15 años cerrado y abandonado, se empezará a rehabilitar a partir del próximo mes de julio. El Ayuntamiento ha anunciado que invertirá este año dos millones de euros en obras de mejora. Otro inmueble que se encuentra muy deteriorado es el Palau d'Alfarràs, situado en el Laberint d'Horta, y este 2022 recibirá 1,4 millones para trabajos de rehabilitación. La remodelación también comenzará en julio. Tanto el Hivernacle como el palacete son bienes culturales de interés nacional.

Ambos proyectos ya tienen el proyecto ejecutivo hecho. En el caso del Hivernacle, las obras se prolongarán durante un año e irán enfocadas sobre todo a subsanar las patologías estructurales, ha informado el consistorio en una nota de prensa [ver aquí], que afectan a las tres naves del Hivernacle, construido por el arquitecto Josep Amargós para la Exposición Universal de 1888, aunque inicialmente fue proyectado por Josep Fontserè. Con posterioridad a los trabajos estructurales, se ejecutará la rehabilitación patrimonial. El Hivernacle se convertirá en un equipamiento ciudadano, aunque todavía no se ha decidido el uso.

El Hivernacle, oxidado y con las paredes desconchadas / METRÓPOLI ABIERTA - JORDI SUBIRANA
El Hivernacle, oxidado y con las paredes desconchadas / METRÓPOLI ABIERTA - JORDI SUBIRANA

CERRADO DESDE 2006

El Hivernacle bajó la persiana en 2006. Antes de su cierre funcionó como restaurante. Desde entonces, solo ha abierto para alguna ocasión especial. En la última década, el Ayuntamiento ha llevado a cabo distintas obras y se ha gastado al menos 1,8 millones de euros. Las últimas reformas que se anunciaron fueron a finales de 2015. Tenían que durar ocho meses y finalizar en verano de 2016. Pero la reforma se paralizó porque la empresa que tenía que hacer los trabajos entró en concurso de acreedores.

En marzo de 2019, antes de las elecciones municipales, la comisión de Urbanismo, Ecología y Movilidad aprobó retomar con urgencia los trabajos de rehabilitación, pero dos años y medio después, el inmueble sigue totalmente abandonado, oxidado y con las paredes desconchadas. A principios de 2021, el proyecto ejecutivo ya estaba terminado. Ahora, el anuncio es que las obras empezarán en julio de 2022.

Parte trasera del palacete del Laberint d'Horta, en mal estado / V.M.
Parte trasera del palacete del Laberint d'Horta, en mal estado / V.M.

HASTA 4,1 MILLONES EN EL LABERINT D'HORTA

En el caso del Palau d'Alfarràs, en el Laberint d'Horta, las obras se harán en distintas fases a lo largo de 2022 y 2023 con una inversión total de 4,1 millones. La primera fase, la que arrancará en julio, priorizará la consolidación de la estructura y de los sistemas constructivos del edificio. Uno de los objetivos de la reforma es asegurar la impermeabilización de la finca, así como la protección de los elementos patrimoniales, las fachadas y las soleras. La última reforma data de los años 80, cuando se mejoró el ala derecha.

Como explicó Metrópoli en febrero de 2021, el palacete, construido en el siglo XVIII, se cae a trozos y espera una reforma integral desde hace unos 40 años. Desde 1993, el Palau d'Alfarràs acoge el centro de formación El Laberint, que imparte cursos y talleres de jardinería, biodiversidad y agricultura. A lo largo del año, el Laberint d'Horta recibe unos 250.000 visitantes.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.