ARCHIVADO EN:

Martes 21.41 horas de la noche. Los canales internos por los que se comunican los comités de defensa de la República (CDR), así como colectivos antisistema y otras plataformas independentistas echaban humo. “Alerta ultra. 15 nazis se presentan en el Casal Popular 3 Voltes Rebel de Nou Barris con intención de agredir a los manifestantes que han participado en la manifestación de denuncia de la impunidad fascista”, decía uno de los mensajes. Otro terciaba: “Neonazis intentan atacar de nuevo el ateneo 3 Voltes Rebel de Nou Barris después de la manifestación antifascista. Testigos presenciales aseguran que cuatro neonazis han sido detenidos”.

Cuatro minutos más tarde, otro angustioso mensaje insistía. “”En el Casal Popular 3 Voltes Rebel se presentan miembros de Democracia Nacional. ¡Hace falta gente!. Autodefensa antifascista”.

En uno de los canales que hace servir la CUP para avisos urgentes, se matizaba a las 21.50: “Un grupo de 15 nazis están alrededor del CP 3 Voltes Rebel y han lanzado sillas y otros objetos, como un ladrillo, contra algunas de las personas que estábamos en el Casal. Mientras tanto, la Guàrdia Urbana se lo mira”. Acto seguido, afirmaba la organización que “de momento, hay un detenido y dos retenidos de nuestro grupo”. Y más: “Uno de los detenidos es de Horta”. Otro de los presentes daba algún detalle más: “Los atacantes llevaban piedras, porras y un martillo. También hay un antifascista detenido”. Finalmente, al parecer, los detenidos fueron cinco.

Poco después de las 10 de la noche, los CDR se enviaban la fotografía de uno de los asaltantes, un joven con una esvástica tatuada en el abdomen que hacía una peineta a la cámara. “Este es uno de los agresores de esta noche!. Han cogido a una persona y le han intentado dar una paliza y después han ido contra los antifascistas que estaban en el casal”, denunciaban. Poco después, era identificado: “El agresor es Antonio Castejón, militante de Democracia Nacional de Sant Feliu de Llobregat. Lleva diversos tatuajes con la cruz gamada y la cara de Adolf Hitler en el bíceps del brazo derecho”.

DOS ASALTOS EN UNA NOCHE

No era el único conflicto. El lunes por la noche, el casal 3 Voltes Rebel de Nou Barris y el Casal La Bogadera, de Horta, amanecieron con pintadas y carteles amenazadores. Según los miembros de los casales, fueron miembros de Democracia Nacional que también amenazaron a vecinos, aunque este extremo no ha podido ser confirmado. A primera hora del martes, los miembros de los casales limpiaron las fachadas. Debido a esos ataques previos, los radicales independentistas convocaron para este martes una manifestación en el barrio con el objetivo de condenar los hechos y acusar a la extrema derecha.

Un comunicado de 3 Voltes Rebel emitido en la noche de este martes asegura que “en Nou Barris, el Casal y muchas entidades vecinales llevamos meses denunciando y alertando sobre la impunidad con que la extrema derecha, y especialmente Democracia Nacional, está ejerciendo su violencia física y verbal”.

Los independentistas aseguran que los “grupos fascistas” han intensificado su ofensiva “en los barrios populares de nuestro país” y rechazan “el discurso del odio”, al tiempo que denuncian que “el fascismo nos intenta atemorizar y ratificamos nuestro compromiso con la libertad”.

LAS AMENAZAS DEL LÍDER ULTRA

Juan de Haro, líder de Democracia Nacional Joven, salía al paso de las acusaciones de los radicales independentistas. “La concentración de Nou Barris es el resultado de un sistema democrático que abraza el marxismo cultural para despatriotizar la sociedad española, para acabar con ella y destruir la nación. Debemos acabar con esta juventud por la supervivencia de España”. Ello daba pie a los independentistas para denunciar que “los fascistas convocaban con amenazas de muerte la concentración de Nou Barris”.

De Haro llegó a publicar en las redes una foto de la cabecera de la manifestación con un texto que no deja lugar a dudas: “Esta mani de la escoria antifascista de CP 3 Voltes Rebel es el resultado de la complicidad de un sistema democrático ante el marxismo cultural inyectado por la élite sionista. Juventud cancerígena, drogada y antiespañola con la que hay que acabar si queremos sobrevivir”. Este mensaje fue eliminado posteriormente.

Grupo ultra

CARTEL AMENAZANTE

La tensión en las calles, pues, ha subido enteros, con el peligro añadido de que ahora se concreta en guerrilla urbana entre grupos radicales de ideologías opuestas. Democracia Nacional distribuyó este martes un cartel que deja poco resquicio a la duda: “Limpia nuestro barrio. Limpia Nou Barris. Esto es España”. Y su líder advertía: “Ante la amenaza de las ordas (sic) separatistas en Nou Barris, lanzamos esta campaña. No queremos a los perritos falderos de los islamistas por nuestras calles”.

La violencia latente es el verdadero peligro. Cuando el CDR de Nou Barris convocó la manifestación antifascista de este martes alegaba: “¡¡El Casal Popular 3 Voltes Rebel no se toca!! ¡¡¡Responderemos juntas al fascismo!!! Atentas a las convocatorias”. Y le respondía Juan de Haro: “Si os pensáis que lo vais a tener fácil en vuestro camino para destruir España vais listos. Esto sólo acaba de empezar. Vuestro final, claudicar. El nuestro, alzar la bandera de la victoria otra vez”. Las espadas, pues, están en alto. Y la tensión no tiene trazas de ir descendiendo; al revés: de las baladronadas se ha subido ya un escalón, que es la agresión esporádica. Habrá que ver en lo que degenera en el futuro inmediato.