Jóvenes de botellón en una imagen de archivo / EUROPA PRESS
Jóvenes de botellón en una imagen de archivo / EUROPA PRESS

El ocio nocturno exige reabrir para no repetir "el descontrol" de la pasada madrugada en Barcelona

El sector recuerda que ya alertó de fiestas ilegales con el levantamiento del toque de queda

Guardar
Periodista

La Federació Catalana d'Associacions d'Activitats de Restauració i Musicals (Fecasarm) ha pedido al Govern que permita reabrir el ocio nocturno en Cataluña y amplíe el horario de la restauración más allá de las 23 horas. Una demanda que tendría que servir para evitar "el descontrol" y las aglomeraciones de personas, como ha ocurrido esta madrugada tras el fin del estado de alarma.

En un comunicado este domingo, Fecasarm ha recordado que ya alertó de que el levantamiento del toque de queda "produciría un incremento desmesurado e incontrolable de la oferta de ocio nocturno ilegal debido a la inexistencia de oferta legal", que asegura será la que sufrirá más restricciones por el empeoramiento de los datos epidemiológicos por este incremento de interacción social.

Por otro lado, ha afirmado que pedirá a la Generalitat que la prueba piloto prevista para el 21 de mayo para 4.000 personas y once locales –que aún no está autorizada– se transforme en un "ensayo general" sin restricciones.

GRITOS, PETARDOS Y BOTELLONES

La medianoche del domingo se recibió con petardos y gritos de alegría en Barcelona, y a partir de entonces por la calles de la ciudad empezaron a circular barceloneses y turistas dispuestos a reencontrarse con la noche.

Cientos de personas se agolparon sin mascarillas en zonas como el Arc de Triomf, la plaza dels Àngels, el paseo del Born o algunas plazas de Gràcia, para beber alcohol sin respetar las medidas anti-covid, dando gritos y cantando hasta altas horas de la madrugada.

BATLLE DENUNCIA "IMÁGENES PREOCUPANTES"

El teniente de Seguridad del Ayuntamiento de Barcelona, Albert Batlle, ha explicado que la Guardia Urbana, en coordinación con los Mossos d'Esquadra, ha desalojado cerca de 6.500 personas de 31 espacios distintos de la ciudad la madrugada de este domingo, la primera sin toque de queda tras el fin del estado de alarma.

En declaraciones a RAC1, ha detallado que el dispositivo policial desalojó grandes concentraciones de personas en zonas como plaza Universitat, las plazas del barrio de Gràcia, Arc de Triomf o la playa de Bogatell, donde hubieron "concentraciones importantes de gente". Batlle ha alertado de que "las imágenes pueden ser preocupantes por ser actos de absoluta irresponsabilidad" protagonizados sobre todo por personas jóvenes.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.