Los Mossos d'Esquadra​ no usaron balas de foam para atajar los disturbios de este sábado por la noche. Así lo ha asegurado el conseller de Interior en funciones, Miquel Sàmper en una entrevista en Rac 1

"No se ha pedido. Se ha considerado que no era necesario. No ha habido ninguna injerencia política", ha dicho Sàmper. Hace unos días, una joven perdió un ojo, presuntamente, tras recibir el impacto de uno de estos proyectiles de la policía autonómica. 

Para el conseller, la brigada antidisturbios de los Mossos no se puede suprimir. "Imagine esta situación sin orden público", ha dicho en respuesta a algunos colectivos y partidos políticos, como la CUP, que han pedido la disolución de la unidad. 

DESTROZOS EN EL HOTEL NH CALDERÓN

Los altercados del sábado en Barcelona acabaron con múltiples destrozos en bienes públicos y privados. Entre otros actos de vandalismo, que políticos como Eva Parera creen que es kale borroka, se quemó una entidad bancaria de Caixabank y se reventaron los cristales del Hotel NH Calderón.

Por el momento, los Mossos d'Esquadra han informado que 14 personas fueron detenidas este sábado en Barcelona. Al menos una de ellas está relacionada con el incendio de una furgoneta de la Guardia Urbana en la Rambla. Dos de los arrestados son menores.

CON UN AGENTE EN EL INTERIOR

El vehículo ardió tras ser rociado con gasolina, han informado fuentes policiales. En el interior había un agente, que consiguió escapar de las llamas.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.