Tras el insospechado homenaje independentista a las fiestas Holi de este lunes, en la que los CDR animaron a los manifestantes a llevar globos y pintura ante la conselleria de Interior, este martes el colectivo republicano ha optado por "limpiar" la plaza de Espanya. Para ello, han instado a llevar jabón para limpiarlo todo. Según la Guardia Urbana, unas 2.000 personas han participado desde las 19 horas en esta nueva protesta que se ha alargado hasta las 21.20 horas.

Muchos de los manifestantes han secundado la propuesta, por lo que se han presentado en la emblemática plaza barcelonesa con botes de Fairy que han lanzado en el interior de la fuente. La concentración se ha iniciado en un tono festivo y manifestantes han empezado a tirar jabón a la fuente con gritos como "No hay jabón para tanta mierda", en catalán, y peticiones de dimisión del conseller Miquel Buch.

TENSIÓN PUNTUAL

Al inicio de la concentración se ha vivido un momento de tensión entre un grupo de manifestantes y dos jóvenes contrarios a la concentración, que insultaban a los independentistas y gritaban "cárcel, cárcel", sin embargo, no se ha producido ningún incidente.

Los manifestantes están repartidos en varios puntos de la plaza, siendo el mayor en la confluencia de Gran Via y calle Tarragona, y los que se han desplazado a Gran Via con Mèxic, que corta el tráfico de entrada de Gran Via también por el túnel. Los servicios de limpieza han avisado que, tras la contenctración, rehabilitarán el pavimento para que no se produzca ninguna caída en la zona deslizante debido a la gran cantidad de jabón.

OTRA MÁS TRAS LA SENTENCIA

La concentración de este martes también se engloba en el seguido de manifestaciones sucedidas tras la sentencia del procés, en la que se han repetido consignas favorables tanto a los políticos encarcelados como a la independencia.

El tráfico permanece cortado en plaza de Espanya, por lo que la alternativa al tráfico es la de hacer uso del túnel subterráneo, que no presenta ningún tipo de restricción.