Un grupo de vecinos en uno de los tantos desahucios producidos en Barcelona, en este caso, en el Poble-sec / AROA ORTEGA
Un grupo de vecinos en uno de los tantos desahucios producidos en Barcelona, en este caso, en el Poble-sec / AROA ORTEGA

La Justicia dice que los desalojos abiertos son ilegales

Los vecinos del famoso Bloc Llavors de Poble-sec consiguen una victoria en el juzgado contra el fondo buitre Vauras Investment

Guardar
Periodista
Actualizado: 05/01/2020 11:32 h.

Los desalojos con fecha abierta son ilegales. Así lo ha dictaminado el Juzgado de Primera Instancia número 48 de Barcelona, en un fallo que ha sido celebrado por los colectivos antidesahucios. El juzgado se basa en la reforma del Real Decreto Ley 7/2019 del pasado 1 de marzo y dice que no ha lugar a un lanzamiento solicitado por Vauras Investment, estableciendo que “deberá procederse al lanzamiento en el día y hora fijados e, igualmente, en su apartado cuarto [del Real Decreto], se preceptúa que el lanzamiento se fijará en día y hora exactos”.

Quien consiguió esta victoria fue el colectivo Bloc Llavors, que arrastra una larga lucha de dos años y medio contra el desahucio de varias familias en el Poble-sec​. El próximo 13 de enero se producirá el quinto lanzamiento de las seis familias que viven en el citado bloque de la calle Lleida. “A través de la presión popular y con recursos de los abogados, hemos conseguido que la jueza que lleva nuestros casos dictamine que los desalojos con fecha abierta son ilegales”, se congratulaba la plataforma a finales de diciembre.

El último intento de desalojo de esta finca tuvo lugar el pasado 10 de octubre, cuando una cincuentena de vecinos impidió que la comitiva de seis furgonetas policiales pudiese ejecutar la orden. Las furgonetas llegaron a primera hora de la mañana, pero a esa hora ya estaban los vecinos ocupando la entrada. Tras momentos de tensión entre policía y manifestantes, el desalojo fue paralizado. Ahora se ha dictado otra fecha para proceder al mismo. Por eso, Bloc Llavors ha hecho un llamamiento público.

LA NUEVA ESTRATEGIA

“Sabemos que este nuevo lanzamiento será complicado y por eso os necesitamos a todos. Estad atentos a las convocatorias”, piden por las redes sociales. Además, lanzan una advertencia al fondo buitre que los quiere desalojar: “Haremos lo posible por parar judicialmente este nuevo lanzamiento bajo el nuevo decreto de vivienda. Si no lo conseguimos, Vauras Investment nos encontrarás juntos defendiendo nuestros hogares”.

La plataforma Obra Social Barcelona, una de las más activas en las movilizaciones contra los desahucios, advertía el 31 de diciembre pasado: “Comenzaremos el 2020 defendiendo del Bloque Llavors”. Y recuerda que el próximo día 13 “lucharemos contra un monstruo financiero que nos expulsa de casa, contra las políticas injustas que no garantizan el derecho a la vivienda, contra el poder judicial y los cuerpos represores que desalojan cada día”.

UN FONDO BUITRE FINLANDÉS

Vauras Investment es un fondo inmobiliario creado en mayo del 2015 cuyo administrador único es Bernat Palau de Belza. Propiedad de un inversor finlandés, Heikki Matti Kalervo Hautsalo, en dos años se hizo con decena y media de edificios en Barcelona. Su estrategia era comprar, reformar y vender a un precio considerablemente más alto, por lo que el pelotazo inmobiliario estaba a la orden del día.

Palau, por su parte, está vinculado a varias decenas de sociedades, todas dedicadas al tema inmobiliario. Muchas de ellas tienen la misma sede que Vauras, un edificio en la Avenida Diagonal de la capital catalana: Quarex Recource, Inversiones Bamnys Nous, Yalman Global, Trumesa Business, Dobles Taulas, Quenfex Solutions…

El edificio de la calle de Leiva que compró el Ayuntamiento / GOOGLE MAPS
El edificio de la calle de Leiva que compró el Ayuntamiento / GOOGLE MAPS

VARIOS ESCÁNDALOS

En su corta vida, Vauras ha protagonizado varios escándalos. En 2016, compró un edificio en la calle Xuclà a la asociación Lumen Dei e inició el proceso de desalojo de 300 monjas que vivían en el mismo. En Sants, se hizo con un edificio de la calle Leiva. Tras una dura lucha vecinal, el Ayuntamiento aplicó el derecho de retracto y compró el edificio para evitar que la cosa pasase a mayores.

Según el Sindicat de Barri del Poble Sec, el fondo se estrenó en la capital catalana desalojando a “una madre con una discapacidad del 90%” que habitaba en una finca del Paral·lel. Además, se arroga la iniciativa de llenar de inquilinos en edificio de la calle Lleida para evitar las operaciones especuladoras de la empresa. La plataforma antidesahucios asegura que Hautsalo se alió, a poco de comenzar sus operaciones en Barcelona, con una empresa inmobiliaria de lujo.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.