Dicen que si la vida da limones hay que hacer limonada, pues eso es justo lo que ha hecho el Hotel Gallery de Barcelona. El establecimiento hotelero, situado en la calle del Rosselló, entre el paseo de Gràcia y la Rambla de Catalunya, ha logrado plantarle cara a los infortunios económicos que ha dejado la pandemia del coronavirus ideando un nuevo servicio: el homtel

El sector de la hostelería de la capital catalana se ha visto profundamente mermado por la crisis económica desencadenada por el virus. Según detallan fuentes del Gremi d'Hotels de Barcelona a este medio, de los 438 establecimientos que figuran en el censo hotelero de la ciudad, tan solo 120 permanecen abiertos actualmente. Además, unos 39 hoteles de la ciudad condal que volvieron abrir, han vuelto a cerrar ante el complicado panorama. En definitiva, cifras desoladoras que ratifican la difícil situación por la que atraviesa el gremio en estos momentos. 

ARRIESGADA APERTURA

Cuando el pasado 1 de octubre el Gallery se aventuró a abrir, sabía a lo que se enfrentaba. Barcelona presentaba un estado desesperante: no había turismo, la mayoría de actividades estaban limitadas por las restricciones y ya no era temporada alta, por lo que el pronóstico era más bien malo. A pesar de ello, la organización de este establecimiento cuatro estrellas, fundado en 1994, decidió reinventarse o morir en el intento. 

La dirección hotelera no fue con pies de plomo, abrió a lo grande, poniendo toda la carne en el asador, y con triple apuesta que tiene como objetivo de adaptarse a las necesidades de un cliente distinto al que no estaban acostumbrados: el local. 

Fachada del Gallery Hotel, situado en la calle de Rosselló / CEDIDA
Fachada del Hotel Gallery, situado en la calle de Rosselló / CEDIDA

GALLERY HOMTEL - YOUR PROFESSIONAL HOME 

Lourdes Grau, Directora del Hotel Gallery de Barcelona, explica a Metrópoli Abierta que la vuelta a la actividad en la ciudad condal fue una apuesta de riesgo: "No había demanda, pero decidimos arriesgarnos y estrujar el cerebro para sacar opciones de la chistera. Ahora hemos visto que perdemos menos dinero que cerrados, con el objetivo de neutralizar las pérdidas".

El grupo Gallery Hotels, del que forman parte el edificio situado en la milla de oro; el Hotel Molina Lario, en Málaga y el Hotel Honucai, en Mallorca, presentó tres modalidades bajo el paraguas Gallery Homtel-Your Professional Home, para sus establecimientos en Barcelona y Andalucía. 

OFICINAS Y VIVIENDAS EN UN EL INTERIOR DEL HOTEL

La gerente del establecimiento hotelero asegura que esta nueva línea de negocio, que junta los dos conceptos esenciales: Home (casa) y hotel, tiene un trasfondo emocional: "A lo largo de nuestros 26 años de historia, nuestros clientes siempre nos han dicho que se sienten como en casa, por eso quisimos jugar esa baza. Somos una casa donde no se tiene".

La iniciativa era ambiciosa: pretendía abarcar oficinas y viviendas en el interior del hotel. “Somos pioneros en dotar los diferentes espacios del hotel con los servicios necesarios para trabajar y con estas nuevas propuestas hemos intentado adaptarnos a la compleja situación que atraviesa el sector turístico”, explica Marta Golobardes, Directora General del grupo.

Persona trabajando en una de las habitaciones del Hotel Gallery reconvertidas en oficinas del / CEDIDA
Persona trabajando en una de las habitaciones del Hotel Gallery reconvertidas en oficinas del / CEDIDA

TRES SERVICIOS CLAVE

El primer eje de la iniciativa consiste en el coworking. El establecimiento barcelonés de la compañía hotelera habilitó un espacio en el que alquilar mesas de trabajo por horas, días o meses, según la demanda que pidiese el cliente. En segundo lugar, la dirección inventó la professional room, una habitación convertida en oficina privada que tenía el mismo objetivo que la sala anterior: ofrecer un lugar tranquilo en el que teletrabajar, equipado con todas las necesidades.

Por último, el Hotel Gallery convirtió algunas de sus habitaciones en viviendas para una larga estancia bajo el nombre coliving. Esta propuesta permitía a los clientes alquilar una habitación de hotel durante mínimo un mes y máximo seis meses, prorrogables a un año, por un precio de entre 700 y 850 euros mensuales. Pagando esa tarifa, los clientes, entre los que destacan empresarios, vecinos con obras y estudiantes, pueden vivir en el establecimiento y disfrutar de todas las comodidades de un hotel sintiéndose como en casa. "También desde el principio tenemos la oferta de cena, habitación y desayuno, por 180 euros. El pack fin de semana funciona muy bien entre los locales", explica Grau. 

Estas iniciativas no tardaron en convencer al público barcelonés. La gerente del hotel explica que tan solo dos días después del lanzamiento ya tenían peticiones. "Estamos sorprendidos por la aceptación que ha tenido en el mercado. Ya hay ocho personas viviendo en el coliving y en los próximos días se irán incorporando más colivers a nuestra comunidad. En cuanto a las professional room, empezamos con dos y ya hemos tenido que montar 10. Además tenemos empresarios que nos piden trasladar sus oficinas a nuestro hotel", detalla la gerente, que explica que los usuarios del homtel no solo se pueden beneficiar de estos servicios, sino que se convierten en clientes del hotel con derecho a restaurante, gimnasio, sauna, piscina, solárium, etc. 

Sala de 'coworking' del Hotel Gallery de Barcelona / CEDIDA
Sala de 'coworking' del Hotel Gallery de Barcelona / CEDIDA

BAJADA DE TARIFAS

Aunque los servicios hayan sido acogidos con los brazos abiertos, el Gallery ha tenido que hacer un esfuerzo colosal por mantenerse en pie. "Las tarifas han bajado alrededor del 60%", asegura la jefa del hotel barcelonés. "La ausencia de turistas nos ha hecho hacerlas más fijas y tratar este tipo de productos de otra manera. Es decir, cuanto más venga el cliente más barato le saldrá", argumenta Grau, que asegura que la flexibilidad y la inmediatez de sus servicios son dos de los aspectos que les ayudan a ser tentadores para los usuarios. Actualmente, el establecimiento hotelero barcelonés está al 80% de ocupación, aunque con unos precios muchísimos más económicos. 

La "gran obsesión" de la familia barcelonesa, propietaria del grupo hotelero, es recuperar a los empleados que todavía están en ERTE. "Ahora solo estamos la mitad trabajando", aclara la Directora. En cuanto a números, la compañía todavía no habla de beneficios, pero sí de un mantenimiento que les permite continuar: "Seguimos con nuestro negocio de vender habitaciones y con el coliving como complemento para poder seguir activos. La gente quiere salir, es casi una primera necesidad. Nos pone contentos pensar que cuando haya vacunas la gente podrá volver a viajar y a disfrutar", explica la dirección, que confirma que el vecindario les da apoyo moral.

ADMINISTRACIONES Y AYUNTAMIENTO

El futuro del Gallery está en el aire. Desde el hotel consideran que los nuevos productos se convertirán en habituales cuando haya pasado la pandemia, pero que esto no asegurará su continuidad en el mercado barcelonés: "Las ayudas no han llegado, por lo que deberemos hacer una contención de gastos al menos de un año y medio, depende de cómo vaya. Si va bien se acortará menos este plazo y si no va demasiado bien se alargará, porque el dinero de los créditos ICO se tiene que devolver", argumenta Dolores Grau. 

Ante esta complicada situación económica, la Directora del hotel en Barcelona valora que las administraciones "no están haciendo todo lo que podrían hacer por el gremio". "Los impuestos siguen siendo los mismos, no hay demasiada ayuda en este caso", critica. En cuanto a la gestión del Ayuntamiento, valora que el plan de propulsión se está aplazando "porque no es el momento". Grau analiza que "La gente no puede viajar con las restricciones actuales" por lo que todavía no saben cuando impulsará las ayudas el consistorio.

Entrada del Gallery Hotel, situado entre el paseo de Gràcia y la Rambla de Catalunya / CEDIDA
Entrada del Hotel Gallery, situado entre el paseo de Gràcia y la Rambla de Catalunya / CEDIDA

VANDALISMO Y ESTRAGOS ECONÓMICOS

Otros de los factores que perturba al establecimiento hotelero son las "graves situaciones de vandalismo" que se están viviendo en el centro de la ciudad, sobre todo en el paseo de Gràcia, que ha sufrido cuatro hurtos en tiendas de lujo en las últimas semanas. "Hay muchos carteristas. Barcelona es una ciudad muy atractiva para ello porque hay mucha gente, turismo y es relativamente fácil cometer delitos. La ley ha de cambiar mucho para que no haya reincidencia", dicen desde la dirección. 

El Gallery es consciente de los estragos económicos que el Covid-19 ha dejado en la capital catalana, por eso aporta su granito de arena enviando los excedentes de comida de su establecimiento a Barcelona comparteix el menjar. La familia barcelonesa que regenta el Grupo Gallery Hoteles confía en que Barcelona vuelva a brillar. Ofrece su apoyo y comparte experiencias con los demás establecimientos hoteleros de la zona: "Hay que colaborar con las fuerzas económicas de la ciudad. Si le va bien a Barcelona nos irá bien a todos", concluye la capitana del buque insignia de la compañía.  

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.