Una grúa se lleva una moto en Barcelona / MA
Una grúa se lleva una moto en Barcelona / MA

La retirada de motos por la grúa municipal se dispara en Barcelona

La entrada de vehículos de dos ruedas en los depósitos se incrementa un 29,2% durante los 10 primeros meses del año

Guardar
Jordi Subirana
Periodista de Metrópoli Abierta
Actualizado: 13/01/2022 17:52 h.

La retirada de motos por parte de la grúa municipal se dispara en Barcelona. Hasta el 15 de octubre, el servicio que gestiona Barcelona de Serveis Municipals (B:SM), un conglomerado empresarial del Ayuntamiento, se ha llevado 21.951 vehículos de dos ruedas (motos y ciclomotores), un 29,2% más que en 2020. En todo el año fueron 16.988. El fuerte incremento ha coincidido con el veto del Ayuntamiento de estacionar en numerosas aceras de la ciudad.

En febrero de 2020, el consistorio inició una campaña para recuperar las aceras para uso peatonal. La entonces edil de Movilidad, Rosa Alarcón, señaló 10 puntos conflictivos para empezar a intervenir. Con los meses, la prohibición de aparcar en aceras de la ciudad ha ido a más. El Ayuntamiento entiende que se tiene que poner coto a la idea de muchos motoristas de ir de puerta a puerta y defiende que los usuarios de la moto deben ir pensando en estacionar en los párkings.

Desde el 1 enero hasta el 15 de octubre, la grúa municipal ha retirado en total 70.014 vehículos de todas las tipologías de las calles de la capital catalana. El año pasado en todo el año fueron 66.957, un 4,5% más a falta de dos meses y medio para terminar el año. El resto de vehículos que van al alza son bicicletas y Vehículos de Movilidad Personal (VMP, que incluyen patinetes), mientras que de turismos, furgonetas y camiones, la grúa se ha llevado de momento menos que en 2020.

Datos de los vehículos retirados por la grúa municipal / B:SM
Datos de los vehículos retirados por la grúa municipal / B:SM

OFENSIVA CONTRA LOS BICITAXIS ILEGALES

De bicicletas, la grúa municipal ha sacado hasta el 15 de octubre 2.190 frente a las 1.952 de todo 2020. De momento, el incremento es de más de un 12%. Por su parte de VMP, el servicio municipal ha entrado en los depósitos 1.755 vehículos, un 17,7% más que en todo 2020 (1.491). El balance de VMP incluye, además de los patinetes, triciclos y bicitaxis, contra los que la Guardia Urbana ha iniciado una ofensiva.

El Ayuntamiento lleva meses persiguiendo a los Vehículos de Movilidad Personal y ciclos de más de dos ruedas destinados al uso comercial. La mayoría de denuncias han sido por infringir la ordenanza de circulación de la ciudad que, en decenas de casos, ha comportado el traslado de los vehículos a los depósitos. Solo en Ciutat Vella, la policía local barcelonesa ha puesto de enero a septiembre 10.475 sanciones a bicitaxis y patinetes eléctricos.

Un trabajador monta uno de los bicitaxis en la grúa / GUB
Un trabajador monta uno de los bicitaxis en la grúa / GUB

MÁS DE 42.000 TURISMOS RETIRADOS

De coches, hasta el pasado 15 de octubre, la grúa municipal se ha llevado 42.068, un 4,6% menos que en todo el año pasado, cuando fueron 44.138. A finales de diciembre, la cifra del 2020, se habrá superado con total seguridad. Y de furgonetas y camiones, el servicio municipal ha entrado en el depósito en torno a un 13,2% menos de vehículos: 2.033 de enero al 15 de octubre de 2021 frente a los 2.343 del año pasado.

Metrópoli explicó hace una semana que los precios de la tasa de la grúa no subirán en 2022, aunque los barceloneses continuarán pagando un ojo de la cara si el coche entra en un depósito de B:SM: 173 euros, según consta en la memoria y presupuesto anual de 2022 de la empresa. B:SM cobra 173 euros desde principios de 2020. Hasta finales de 2019, el precio que pagaban los barceloneses era de 147,69 euros. En 2020, el importe se disparó en 25,31 euros, hasta los citados 173. La última vez que la tasa de la grúa bajó fue en 2012, de 150,70 a 147,69 euros.

Precios de la grúa municipal en 2022 / B:SM
Precios de la grúa municipal en 2022 / B:SM

BARCELONA, LA SEGUNDA CIUDAD DE ESPAÑA CON LA GRÚA MÁS CARA

El documento de la empresa municipal no concreta el precio que tendrá la retirada de otros vehículos en 2022, aunque lo más probable es que se queden como ahora. Por una moto, el Ayuntamiento cobra 77 euros; por camiones y autocares, 212, y por bicicletas y similares, 51 euros. Las tarifas de 2021 se pueden consultar en la web de de B:SM de 2021 [ver aquí].

Barcelona es la segunda ciudad de España con la grúa más cara tras Zaragoza, donde la retirada de un coche cuesta 180 euros. En Madrid, el coste de la grúa asciende a 147,55 euros, y en Valencia a 151,97 euros, denunció hace unos días el presidente del PP en el Ayuntamiento, Josep Bou.

Una grúa municipal entra con un coche enganchado en el depósito de Glòries / JORDI SUBIRANA
Una grúa municipal entra con un coche enganchado en el depósito de Glòries / JORDI SUBIRANA

Actualmente, B:SM cuenta con cuatro depósitos de vehículos en Barcelona -en las calles de Badajoz y Tarragona y en los paseos de Garcia Faria y del Vall d'Hebron- y otro en Castellbisbal. En 2022, la empresa tiene previsto tener listo el proyecto de un nuevo depósito, en la calle de Thous, que tendrá un uso mixto: depósito y aparcamiento.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.