El conseller de Interior, Miquel Buch, ha anunciado este jueves que la Junta Local de Seguridad de la capital catalana se reunirá el próximo 5 de septiembre para comenzar a elaborar el plan integral "Barcelona, ciudad segura", una estrategia que quiere abordar también desde la vertiente social.

En una entrevista realizada por Ràdio Barcelona-Cadena Ser, ha negado que la ciudad atraviese una "crisis de seguridad", tal como defendió el teniente de alcalde Albert Batlle, si no que, por el contrario, ha asegurado que los hechos delictivos hoy son "mucho menores a los que teníamos años atrás".

Las declaraciones se contraponen con las que pronunciaron los Mossos d'Esquadra el pasado 21 de agosto. El grupo policial catalán confirmó que les preocupa el aumento de homicidios y robos violentos en Barcelona.

De acuerdo con Buch, el encuentro de la Junta de Seguridad, que se reunió por última vez el pasado 19 de julio, servirá para "comenzar a distribuir cómo trabajaremos el plan", cuya idea es "afrontarlo desde la actividad policial y tener mucha más relación con todos los agentes implicados".

TOP MANTA, UN DESENCADENANTE DE LA INSEGURIDAD

En la misma entrevista, el conseller de interior ha aprovechado para dejar clara su opinión sobre el top manta. Considera que esta práctica “genera inseguridad” ya que "distrae" a los ciudadanos que se paran a mirar los productos y eso "facilita" a los delincuentes la comisión de hurtos. Igual que el teniente de alcalde de Seguridad de Barcelona, Albert Batlle, considera que hay una “crisis de seguridad”.