La manifestación organizada por los CDR y otras entidades antifascistas, independentistas o de izquierdas, se han concentrado en Jardinets de Gràcia a las 11 horas de este viernes bajo el lema “El antifascismo es cosa de todas” y “Nada que celebrar”.

Unas 1.000 personas marchan este mediodía desde el barrio de Gràcia bajo la protección de una docena de furgonetas de Mossos d’Esquadra, y se dirigen por el Eixample sin rumbo fijo hacia el mar. El objetivo del operativo policial es evitar posibles incidentes con manifestantes de la movilización españolista.

CONCENTRACIÓN DESDE JARDINETS

La concentración ha comenzado sin incidentes en Jardinets de Gràcia y se ha conformado a partir de diferentes columnas que han llegado de diversos barrios de Barcelona con consignas contra "el genocidio de los colonos españoles" y "no pasarán". Los manifestantes se han desplazado en un primer momento en sentido contrario a la manifestación por el día de la Hispanidad, que se ha concentrado este mediodía en Plaza Catalunya, aunque sobre las 12.30 horas se han unido los CDR de Barcelona y se dirigen hacia el sur. 

Desde Arran, la organización radical de la CUP, han denunciado vía Twitter la “identificación de una de las compañeras” manifestantes, por parte de los Mossos. La manifestante habría sido retenida durante unos instantes por la policía catalana. 

A las 13.30 horas los manifestantes han ingresado al Parque Joan Miró, en las inmediaciones de Plaza Espanya. Previamente han habido momentos de tensión entre manifestantes y agentes de los Mossos, aunque no han llegado a producirse cargas policiales hasta el momento.