ARCHIVADO EN:

El boicot de los autodenominados Comités de Defensa de la República (CDR) al Rey ha pinchado. Pese a los llamamientos en las redes sociales, solo han conseguido reunir a unas mil personas en la concentración contra Felipe VI en la inauguración del Mobile Wolrd Congress (MWC). El objetivo era dejarle claro a Su Majestad que “no es bienvenido” en Barcelona.

Este domingo por la tarde, según habían anunciado anteriormente, se han reunido en plaza Espanya y han avanzado hacia el Museu Nacional d'Art de Catalunya (MNAC). Ahí, horas antes, se habían plantado algunos de ellos para protestar bajo el lema “destronémoslo”.

QUEMAN FOTOS DEL REY

Los manifestantes, convocados por los CDR y la organización juvenil Arran han mostrado pancartas a lo largo de su recorrido en las que se podía leer “Stop Represión”, “Borbones podridos”, “¿Por qué no te callas?” y “Los reyes en los cuentos”. Luego, como en otras ocasiones, han quemado algunas fotografías del monarca.

Los Mossos d'Esquadra, por su parte, han desplegado siete furgonetas de la Brimo y también se ha desplazado una ambulancia. La Guàrdia Urbana ha cortado el tráfico de la avenida Reina Cristina, por donde han avanzado los manifestantes, que han gritado: “Fuera fascistas de nuestros barrios”.

Después los manifestantes han subido por la avenida Maria Cristina en dirección al MNAC, aunque no han podido acceder a la explanada de este museo puesto que los Mossos d'Esquadra habían vallado el acceso y varios agentes y furgonetas se situaban en este punto.

LA RECEPCIÓN DEL MOBILE

Felipe VI asistirá al encuentro previo donde las autoridades reciben a los representantes de la organización y a miembros de grandes empresas que participan en el MWC, que prevé en su decimocuarta edición unos 107.000 asistentes. En él se encontrará con el presidente de la Generalitat, Quim Torra, y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, entre otras personalidades políticas.