Ada Colau ha dicho este míércoles, a través de su cuenta de twitter, que el agente de la Guàrdia Urbana que abatió a un perro el martes "actuó en defensa propia y temiendo por su integridad física". La alcaldesa ha avanzado también que cuando concluya la investigación que se ha abierto se revisarán los protocolos de intervención con animales. Las declaraciones de Colau se han producido tras una protesta convocada por el partido animalista Pacma en la plaza de Sant Jaume que ha acabado con incidentes.

Colau ha lamentado la muerte de Sota (así es como se llamaba el animal) y que entendía la ola de solidaridad, pero pedía "prudencia antes de hacer juicios y confianza en la investigación abierta", ha escrito. La primera edil de la ciudad ha añadido que, "según los testimonios y las informaciones que tenemos ahora, el agente actuó en defensa propia y temiento por su integridad física. El agente está de baja y recuperándose de diversas heridas". 

Finalmente, la alcaldesa ha subrayado que "Barcelona ama a los animales" y que no quiere que hechos como éstos se repitan. En este sentido, Colau ha asegurado que "cuando acabe la investigación se revisarán los protocolos de intervención con animales para buscar un margen de mejora".

PROTESTA EN LA PLAZA DE SANT JAUME

La protesta animalista de este miércoles por la tarde en la plaza de Sant Jaume por la muerte de un perro por disparos de la Guàrdia Urbana ha acabado con incidentes. Cuando la manifestación, convocada por el partido Pacma, se ha dado por terminada algunos de los concentrados han tirado las vallas del perímetro que cerraba el Ayuntamiento contra la casa consistorial. En la protesta se han congregado cientos de personas que han pedido explicaciones por qué se mató el animal, propiedad de una persona sin techo, y han pedido el cese del jefe de la Guàrdia Urbana, Evelio Vázquez.

El lanzamiento de vallas contra la puerta del Ayuntamiento ha obligado a los agentes que custodiaban la entrada a cerrar la puerta. Los incidentes loa han llevado a cabo unos pocos manifentantes y se ha producido al grito de "justicia para Sota". Posteriormente, algunos de los concentrados han lanzado trozos de baldosas y piedras contra la puerta y la fachada del consistorio al grito de "asesinos".

EXPLICACIONES A COLAU

Hasta estos incidentes finales, la protesta ha transcurrido sin ningún tipo de problema. El partido Pacma ha leido un manifiesto y se ha pedido al comisionado de Seguridad, Amadeu Recasens, que investigue lo sucedido hasta aclarar qué pasó. Pacma también se ha dirigido por los conductos oficiales a Colau para conocer las circunstancias que acabaron con la detención del dueño del perro -atentó contra la autoridad, según la policía local- y cuáles son los protocolos que tiene la Guàrdia Urbana para actuar en este tipo de intervenciones.