La entidad 'Espanya i Catalans' había convocado en el centro de Barcelona una manifestación para este 6 de diciembre, cuando se cumplen los 39 años de la Constitución Española. Al encuentro han acudido, según ha cifrado la Guàrdia Urbana, 12.000 personas para mostrar su defensa a la unidad de España y de la Constitución, a pesar de la agitada situación en la que se encuentra Catalunya hoy.

Desde las once de la mañana se han ido concentrando en la plaza Urquinaona los manifestantes, que a las 12 horas han ido hacia la plaza Sant Jaume donde han llegado a las 13 horas, cantando, como es habitual, "Puigdemont a prisión", "No somos fachas, somos españoles" o "Yo soy español" y con la presencia de numerosas banderas españolas.

A la manifestación se han sumado varios políticos como Xavier García Albiol, candidato del PPC a la presidencia de la Generalitat, Alberto Fernández Díaz, presidente del grupo municipal de los populares en el Ayuntamiento de Barcelona, así como el portavoz de Ciudadanos en el consistorio barcelonés, Paco Sierra. En la cabecera de la marcha se ha desplegado una pancarta con el lema "Constitución española: la ley de todos. Con la Constitución, por la concordia", tras la cual se ha situado, además de dirigentes políticos, el presidente de Empresaris de Catalunya, Josep Bou, entre otros.

UNA MARCHA SIN INCIDENTES

Algunos de los carteles han reproducido lemas como "Som Catalunya, somos España", "Robaron, oprimieron, dividieron" o "Minoría golpista, ¡fascistas!", los manifestantes han coreado la consigna "Esta es nuestra policía" al pasar junto a la sede de la Jefatura Superior de Policía en la Via Laietana.

Antes de comenzar la marcha, el vicepresidente de la entidad Espanya i Catalans, Ángel Hernández, ha llamado a defender la Constitución después de las elecciones catalanas del 21 de diciembre para evitar que los partidos independentistas la vuelvan a "romper".

La marcha ha transcurrido sin incidentes al ritmo de canciones como "Que viva España", de Manolo Escobar; "Amigos para siempre", de Los Manolos, e incluso "Soy un truhán, soy un señor" de Julio Iglesias.

Los representantes de la plataforma 'Espanya i Catalans' han arremetido contra la alcaldesa, Ada Colau, en la Plaza Jaume, porque les han negado el permiso para instalar un escenario desde el que hacer sus intervenciones argumentando que se trataba de un "acto político" en campaña electoral.

Después de los parlamentos, ha sonado el himno español y los congregados, que han cerrado la música con un "Viva España".