ARCHIVADO EN:

El gobierno municipal de Ada Colau y Jaume Collboni ha prohibido la apertura de nuevas casas de apuestas, bingos, casinos y salas de otros juegos de azar en Barcelona. La suspensión de licencias responde a un intento del Ayuntamiento de Barcelona de frenar las adicciones y preservar la salud de los barceloneses.

A través de una nota de prensa, el ejecutivo de la ciudad explica que un estudio de la concejalía de Salud que encabeza ahora la regidora Gemma Tarafa alerta de los impactos negativos que este tipo de espacios tienen en la gente, especialmente entre los más jóvenes. Según el consistorio crecen las adicciones al juego patológico y a las apuestas en línea. Tarafa ha explicado que dos de los factores que favorecen una ludopatía son vivir en barrios de renda más bajas y tener cerca de casa una casa de apuestas

SUSPENSIÓN DE UN AÑO

Concretamente, la orden dictada por el municipio suspende "durante un año la admisión de comunicados de nuevas actividades de concurrencia pública para abrir establecimientos de juegos". El Ayuntamiento quiere poner orden y limitar "la presencia de locales de juegos y apuestas" en la capital catalana.

Actualmente, en la ciudad hay un casino, 17 bingos y 35 salas de juego. Los citados locales podrán seguir operando con normalidad, pero la prohibición dictada por Colau también impide que estos establecimientos puedan hacer obras de ampliación y comporta la congelación de los permisos para inauguraciones.

LA PUBLICIDAD PROHIBIDA

Los planes municipales no acaban aquí. El Ayuntamiento tiene previsto redactar un Plan especial urbanístico para que el número de bingos, casinos y las salas de juegos vayan reduciéndose con los años. Cuando uno de estos locales cierre, el consistorio prohibirá que pueda abrir otro en su lugar.

Una ruleta de un casino / EUROPA PRESS
Una ruleta de un casino / EUROPA PRESS

Otra medida que el consistorio pondrá en marcha para frenar las adicciones será la prohibición de hacer publicidad de salas de juegos, bingos y casinos en la vía pública y en las instalaciones y vehículos de Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB).

El Ayuntamiento de Barcelona también prohibirá que se pueda acceder a páginas de apuestas online desde de los ordenadores municipales, por ejemplo de bibliotecas o centros cívicos, y exigirá a las empresas que se presenten a concursos municipales que hagan lo mismo.

La teniente de alcaldía de Urbanismo, Janet Sanz, ha subrayado que el consistorio también pedirá a la Generalitat y al Estado que endurezcan las normativas para ampliar el radio en los que se puedan ubicar estos establecimientos y se tengan que alejar de las escuelas y hospitales, y prohibir la publicidad de apuestas.

20.000 ADICTOS

La mayoría de adictos son hombres jóvenes. Así, en Cataluña, sufren algún tipo de patología vinculada al juego el 0,4% de la población entre 15 y 64 años, alrededor de unas 20.000 personas. Para combatir estas cifras, el consistorio llevará a cabo un programa de prevención en las escuelas.