La inseguridad preocupa más que el coronavirus a los barceloneses. Lo dice el barómetro que el Ayuntamiento de Barcelona hace cada seis meses sobre el estado de la ciudad. Según la encuesta, la inseguridad sigue siendo el problema más grave para los ciudadanos, concretamente para un 12,4%, por delante de la circulación y el tráfico (9,4%) y paro y condiciones de trabajo (9%). Sorprendentemente, el coronavirus ocupa el cuarto lugar y solo el 8,3% -un 1,3% más que en julio- lo considera el problema más grave.

La valoración de la gestión municipal empeora de forma importante y ahora es el 46,1% que cree que es mala o muy mala. Según el Ayuntamiento, el estudio muestra un "estado de opinión claramente pesimista que se deja ver en todos los indicadores sobre la ciudad, el país, la situación política, las expectativas económicas o la gestión" y que el concejal de Presidencia y Presupuestos Jordi Martí atribuye a los efectos de la pandemia. 

800 ENTREVISTAS TELEFÓNICAS

La percepción de que los delitos es el principal problema de Barcelona va claramente a la baja desde el barómetro de julio, aunque llama poderosamente la atención que siga en el primer lugar del ránking tras nueve meses de pandemia, el cierre masivo de establecimientos y la situación de crisis económica y social. Si en julio la inseguridad era el principal problema para el 17,6% de los ciudadanos, ahora lo es para el 12,4%, un 5,2% menos. La inseguridad lidera el barómetro desde finales de 2018. La encuesta municipal se realizó a partir de 800 entrevistas telefónicas, entre el 25 de noviembre y el 3 de diciembre, a personas mayores de 18 años con drecho a voto. 

Según el barómetro, el 65,9% de los encuestados cree que la situación de la ciudad ha empeorado en el último año frente al 20,6% que opuna que mejorado, mientras que para el 13,1% está igual. Sobre el conjunto de Cataluña, la percepción de que ahora está peor que hace un año es del 62,2%, mientras que el porcentaje de que la situación en España ha empeorado todavía es mayor: un 76%. A pesar del mal momento, la mayoría se muestra optimista y cuando se le pregunta sobre el futuro de la ciudad, un 61% dice que la situación mejorará.

MARAGALL, EL ÚNICO LÍDER QUE APRUEBA

El barómetro también examina a los líderes políticos municipales. El único que aprueba es Ernest Maragall y lo hace muy justo, con un 5,2. El resto de concejales suspende. Tras Maragall se sitúa Jaume Collboni (4,7), Elsa Artadi (4,4), Ada Colau (4,3, que pierde seis décimas respecto a julio), Mariluz Guilarte (3,5) y Josep Bou (3). El edil peor valorado es Manuel Valls, que saca un 2,7. Si ahora hubiera elecciones municipales, la encuesta dice que ganaría Barcelona en Comú (12,2% en intención de voto) seguido de ERC (12%) y PSC (8,3%). 

La valoración de la gestión municipal no sale muy bien parada del barómetro. Si en el estudio de julio era un 36,6% de los encuestados el que creía que la gestión municipal era mala o muy mala, ahora este porcentaje crece en 9,5 puntos y se sitúa en 46,1%. También baja el de que aquellas personas que consideran que el Ayuntamiento hace una gestión buena o muy buena, hasta el 39,2% frente al 46,1% del verano. Dentro del conjunto de problemas más graves, la gestión política municipal ocupa el séptimo lugar (7%), según los ciudadanos.

Ciudadanos en la Rambla, en plena pandemia del covid / EUROPA PRESS - DAVID ZORRAKINO
Ciudadanos en la Rambla, en plena pandemia del covid / EUROPA PRESS - DAVID ZORRAKINO

LA SITUACIÓN DE LA ECONOMÍA, MUY NEGATIVA

Sobre la situación actual de la economía en Barcelona, todos los indicativos son negativos. El barómetro​ concluye que el 82,4% cree que es mala o muy mala frente al 10,4% que es buena o muy buena. La percepción de la que evolución ha sido negativa en el último año se encarama hasta el 91,9% de los encuestados. Por su parte, el 41,7% del total subraya que la economía en los hogares también ha empeorado a lo largo de este 2020, y el 93% valora que ahora es imposible encontrar o mejorar de trabajo. 

En el barómetro presentado este jueves, 24 de diciembre, el Ayuntamiento hace varias preguntas sobre el coronavirus y la salud. Un 55,4% no tiene la percepción de un deterioro de la propia salud -frente al 44,4% que dice que sí-. Sobre los aspectos de la pandemia lo que más preocupa a los barceloneses es la salud de las personas queridas (69,7%), el efecto en la vida en su conjunto (55,3%) y la situación económica (49,3%). La salud en concreto preocupa a un 43% de los encuestados.

SOLO EL 37,5% DICE QUE SE VACUNARÁ CON TOTAL SEGURIDAD

El próximo domingo, 27 de diciembre, las autoridades sanitarias pondrán en marcha la campaña de vacunación para frenar el coronavirus. El barómetro plantea esta cuestión a los barceloneses y del total de encuestados, el 37,5% afirma que se vacunará con total seguridad, mientras que el 29,3% lo ve probable. En el lado opuesto, el porcentaje de personas que no se vacunará sseguro es del 11,8% frente al 15,1% que apunta que probablemente no lo hará. En conclusión, el 26,9% de los barceloneses no parece que se vaya a vacunar.

Sobre las preguntas referentes al coronavirus, la regidora de Salud Gemma Tarafa ha destacado que aumenta el porcentaje de personas preocupadas por el deterioro de su propia salud -ahora del 44,4%- va al alza y ha valorado que en este grupo está incluida toda aquella gente en la que salud emocional y el sedentarismo ha aumentado.

Tarafa ha dicho que es muy importante que los barceloneses se vacunen y ha avanzado que el Ayuntamiento pondrá en marcha una campaña de comunicación para concienciar a los ciudadanos de la necesidad de vacunarse.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.