Los Mossos d'Esquadra han realizado 87 detenciones y 4.138 identificaciones en Barcelona desde el mes de noviembre, unas acciones que se encuentran englobadas en el marco del dispositivo Ubiq para prevenir hechos delictivos. Estas nuevas medidas de seguridad se realizan en los distritos de Ciutat Vella, Eixample, Sants-Montjuïc, Sant Martí, Sarrià-Sant Gervasi y Nou Barris.

DESDE NOVIEMBRE

Este dispositivo se encuentra en activo desde el pasado mes de noviembre, cuando se inició en el distrito de Ciutat Vella con el objetivo de incrementar la presencia policial uniformada en las zonas de mayor conflictividad, especialmente para evitar la acción de carteristas y ladrones que realizan robos con violencia.

El operativo, bautizado como Ubiq, está formado por efectivos del Grup de Delinqüència Urbana i de Proximitat, del Àrea Regional de Recursos Operatius y del Grup Regional de Motos de Barcelona, complementándose con las tareas en materia de seguridad de la Guardia Urbana.

DISUADIR LA DELINCUENCIA

El objetivo de este dispositivo es incrementar la percepción de seguridad en las zonas con mayor delincuencia de la capital catalana para así poder disuadirla. Por este motivo, en el primer mes de puesta en marcha del plan el número de detenciones fue superior al resto.

Las patrullas de paisano del Grup de Delinqüència Urbana, así como el Pla d'Acció Polièdric, que pretende evitar que los MENAS eviten los hechos delictivos, complementan el plan Ubiq en materia de seguridad.