ARCHIVADO EN:

El Ayuntamiento de Barcelona ha impulsado el proyecto Barcelona Obertura, que tiene como objetivo situar a la ciudad en el circuito internacional de la música clásica.

Lo ha hecho a través de una subvención de 200.000 euros, provenientes de la recaudación del Impuesto sobre las estancias en establecimientos turísticos de 2019, conocido popularmente como tasa turística, ha informado el consistorio este domingo en un comunicado.

El proyecto está impulsado por el Gran Teatre del Liceu, el Palau de la Música Catalana y el Auditori de Barcelona; promovido por Barcelona Global; y cuenta con la colaboración de Ibercamera, el Conservatori del Liceu y la Orquestra Simfònica Camera Musicae.

Dará difusión de la oferta musical y las programaciones que promocionan las instituciones, "a la altura de otras capitales europeas", para posicionar la música clásica de Barcelona en el mapa mundial y convertir a la ciudad en un destino cultural y musical.

"CLARO POTENCIAL"

El concejal de Turismo e Industrias Creativas de Barcelona, Xavier Marcé, ha afirmado que "Barcelona tiene un claro potencial para convertirse en una ciudad de referencia en la música clásica".

Ha destacado los teatros de calidad, la tradición histórica, los buenos compositores locales y los artistas que viven en la ciudad: "Queremos poner en valor las programaciones de gran ambición que tenemos".

El presidente de Barcelona Obertura, Ramon Agenjo, ha valorado "la importancia de la implicación del Ayuntamiento en este proyecto, nacido de la sociedad civil, para seguir trabajando en hacer de Barcelona un destino de música clásica y turismo cultural".

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.