La relación entre Manuel Valls y Albert Rivera ha finalizado. Los pactos entre Ciudadanos y Vox para formar una coalición de gobierno en distintas ciudades, entre las que se incluye Madrid, han sido rechazados por el exprimer ministro francés, quien no ha escondido en ningún momento su preocupación por estos acuerdos. 

Esta complicada situación ha finalizado con un "habla con Villegas", el secretario general de la formación naranja, expresado por Rivera a Valls, que deja claro el inmovilismo de la estrategia del líder de Ciudadanos, como ha informado Crónica Global.

TRES INDEPENDIENTES

Fuentes cercanas a ambos dirigentes políticos señalan que las relaciones "están rotas", lo que deja en una situación comprometida al grupo municipal del exprimer ministro francés, Barcelona pel Canvi - Ciudadanos, en el que los concejales Celestino Corbacho, Eva Parera y el propio Valls son independientes, mientras que Mari Luz Guilarte, Paco Sierra y Marilén Verea pertenecen al partido de Rivera.

Mientras que para los concejales independientes la premisa será la de ofrecer sus votos a Colau en la investidura, siempre y cuando haya un pacto previo entre los comuns y el PSC, Ciudadanos no da su brazo a torcer y mantiene su apuesta por votar a Jaume Collboni, una posibilidad que quedaría fuera de toda lógica aritmética.

EN FUNCIÓN DE COLAU

En plena cuenta atrás para el pleno de investidura, Colau deberá decidir si acepta los votos de Valls para ser alcaldesa o finalmente facilitará la alcaldía a un Maragall que, este martes, abrió la puerta a un acuerdo en el que pudiera estar incluido el candidato socialista Jaume Collboni.