Mural del Espai Jove La Bàscula, en el barrio de La Marina / ESPAI JOVE LA BÀSCULA
Mural del Espai Jove La Bàscula, en el barrio de La Marina / ESPAI JOVE LA BÀSCULA

550.000 euros para formar a jóvenes en el barrio de La Marina

La empresa Tasca Serveis d’Animació, vinculada al polémico Institut Nova Història, renueva contrato por dos años más

Periodista

El Espai Jove La Bàscula, ubicado en la calle Foc, del distrito de Sants Montjuïc, será gestionado durante los próximos dos años por la empresa Tasca Serveis d’Animació, que pertenece a un conglomerado de empresas con decenas de adjudicaciones municipales. De hecho, esta compañía ya lleva la gestión técnica de este centro desde junio de 2011. Tasca está vinculada a Albert Codinas, presidente del Institut Nova Història (INH), la entidad que acoge a los pseudohistoriadores revisionistas partidarios de descabelladas teorías sobre la historia de Cataluña.

Esta entidad ha creado polémica desde hace algunos años por sus extravagantes afirmaciones de que, desde la Edad Media, ha habido un gran complot de Castilla contra la Cataluña y que personajes como Leonardo da Vinci, Erasmo de Rotterdam, Miguel de Cervantes, Santa Teresa de Jesús, Francisco Pizarro, Cristóbal Colón, los hermanos Pinzones, Miguel Servet, Garcilaso de la Vega e incluso Shakespeare eran, en realidad, catalanes que por miedo se dejaron castellanizar.

ALERTA DE LOS HISTORIADORES SERIOS

La polémica fue de tal magnitud que los más importantes historiadores catalanes del ámbito del independentismo firmaron un documento conjunto en el que explicaban que las teorías de los investigadores del INH no tenían sentido y que, en ocasiones, eran puras fabulaciones, a pesar de que incluso el mismísimo Jordi Pujol les envió una carta apoyándoles. Entre esos historiadores que daba la voz de alerta se encuentra Agustí Alcoberro, exvicepresidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC). Recientemente, el hasta ahora presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona y número 3 en la lista de JxCat para el 14-F, Joan Canadell, rompió una lanza a favor de esas insólitas teorías, dándoles una pátina de conocimientos científicos.

Pese a esa vinculación, Tasca se llevó el concurso, al que, paradójicamente, sólo se presentó esta empresa y que fue adjudicado el pasado 14 de enero. En él se establece que a partir del 3 de febrero, y hasta el 31 de agosto de 2023, La Bàscula estará en manos de la citada compañía, que cobrará de las arcas del Ayuntamiento un total de 548.037 euros. El contrato podría ser prorrogado por un año más, lo que le supondría a la citada empresa otros 240.000 euros adicionales.

ACCIONES DE SENSIBILIZACIÓN

La Bàscula es un equipamiento municipal del barrio de La Marina que trabaja con jóvenes de 12 a 29 años, aunque también acoge actividades para ciudadanos de hasta 35 años. En sus instalaciones cuenta incluso con estudio de grabación y de ensayos musicales, así como con bar y salas polivalentes para conferencias o exposiciones.

En las cláusulas técnicas del contrato, se especifica que la empresa adjudicataria deberá diseñar “acciones de sensibilización y prevención respecto a temas de especial interés que afecten a la población joven en general o del territorio en particular (como, por ejemplo, adicciones, salud sexual y reproductiva, hábitos saludables, relaciones abusivas, relaciones interculturales, etc)”. Explica ese documento que “se trata de un espacio de relación diario del centro, de libre acceso, donde de forma natural o semidirigida por los dinamizadores, se potencian y fomentan las relaciones personales, de juego, de utilización del tiempo propio y de ocio, etcétera”.

Sala del Espai jove La Bàscula de La Marina / ESPAI JOVE LA BÀSCULA
Sala del Espai jove La Bàscula de La Marina / ESPAI JOVE LA BÀSCULA

SUPERVISIÓN DEL DISTRITO

La empresa también deberá realizar una “programación sociocultural que responda a los intereses manifestados o descubiertos en las personas jóvenes”, aunque todas las actividades han de ser aprobadas antes por los responsables técnicos del distrito de Sants-Montjuïc.

La música tiene un peso especial en este espacio, ya que se prevén un total de 21 conciertos anuales y talleres de formación especial no reglada en el ámbito musical, repartida en 9 talleres (tres talleres trimestrales). Igualmente, se harán talleres de baile, danza o artes plásticas (seis talleres anuales) y una exposición (“organización de muestras de diferentes disciplinas artísticas que interesen a los jóvenes”, especifica el contrato) cada trimestre.

Los responsables municipales consideran que este espacio tiene como función “apoyar las inquietudes creativas de personas jóvenes desde una perspectiva que suponga aprendizaje, experimentación e intercambio, mediante una estrategia que integre la facilitación de recursos de espacio y material, el acompañamiento y el asesoramiento”. El consistorio, además, obliga a que el programa de actividades periódicas “esté formado por una serie de acciones de tipo diverso y que tengan un componente formativo claro”.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.