ARCHIVADO EN:

Se cumplen dos años de la tragedia que golpeó a Barcelona. 24 meses después del atropello masivo en Las Ramblas, la capital catalana ha conseguido recuperar la normalidad, pero con el recuerdo (y la atención) presentes para que la ciudad no vuelva a vivir otro episodio similar. Conservando el nivel cuatro de alerta antiterrorista establecido por el Ministerio de Interior ya en 2015, tras los atentados de Charlie Hebdo, este sábado la conmemoración de aquella fecha tendrá a las víctimas y sus familias como protagonistas.

ATROPELLO MORTAL

Un jueves a primeras horas de la tarde fue el momento escogido por los yihadistas para asaltar Las Ramblas. Y Younnes Abauyaaqoub, el protagonista. En un escenario absolutamente lleno de turistas y vecinos, en plena época estival, este individuo realizó un atropello masivo con una furgoneta blanca que finalmente detuvo en el mosaico de Miró. Su recorrido se saldó con 15 fallecidos y más de un centenar de heridos.

Con una insospechada normalidad, el terrorista cruzó a pie el mercado de la Boqueria y media ciudad de Barcelona, llegando hasta Zona Universitària. Una vez allí, minutos después de las 18:00 horas, apuñaló mortalmente a Pau Pérez para robarle su coche y continuar con su camino de huída.

Cuando ya se encontraba al volante del Ford Focus del joven asesinado, Abauyaaqoub se saltó un control policial, llevándose por delante a un agente de los Mossos, y siguió avanzando hasta el municipio de Sant Just Desvern, lugar donde abandonó el vehículo que transportaba, también, le cadaver de Pérez.

ABATIDO

Tras conseguir escapar de nuevo, el terrorista fue finalmente abatido el 21 de septiembre por los Mossos en el término municipal de Subirats, en la comarca del Alt Penedès, gracias a la colaboración ciudadana.

CAMBRILS

La ciudad de Cambrils se convirtió en el segundo escenario del terror unas horas después de los sucedido en Barcelona. Hasta cinco amigos del terrorista que cometió el atropello en Las Ramblas estrellaron un turismo contra una patrulla de la policía autonómica, tras lo que bajaron del vehículo armados para causar el mayor daño posible.

Un agente abatió a cuatro de ellos, mientras que el quinto también fue alcanzado tras un breve intento de huída sin éxito. El ataque se saldó con una muerte más y otros 14 heridos.

CONMEMORACIÓN

El segundo aniversario de los atentados del 17A se conmemorará sin discursos y con un acto sencillo a petición de las familias de las víctimas. Así, el Ayuntamiento y la Unidad de Atención y Valoración de Afectados por Terrorismo, encargados de organizar el homenaje, han previsto que a las diez de la mañana se deposite una flor blanca en el Memorial de la Rambla y que, posteriormente, se guarde un minuto de silencio.

Entre las autoridades que han expresado su deseo de estar presentes en la conmemoración, se encuentran el presidente de la Generalitat, Quim Torra; la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau; la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera, y el presidente del Parlament, Roger Torrent. De la misma manera, también acudirán los consellers de Presidencia, Meritxell Budó, de Interior, Miquel Buch, y de Justicia, Ester Capella, entre otros.

Pese a su presencia en el acto, no podrán realizar parlamentos en este breve acto que contará con la interpretación de El Cant dels Ocells. Posteriormente, las víctimas y sus familiares acudirán a la plaza de Sant Jaume, donde han sido invitados a actos privados, tanto en el Ayuntamiento como en el Palau de la Generalitat.