La conselleria de Territori i Sostenibilitat ha iniciado la licitación para las obras de mejora de la seguridad vial en la BP-1417, conocida como la Arrabassada, entre Barcelona y Sant Cugat del Vallès, por 900.000 euros, tal y como ha anunciado este viernes la Generalitat.

La actuación afectará a los 11,5 kilómetros de la vía, tendrá un plazo de ejecución de tres meses y se prevé que empiecen durante el próximo verano. El proyecto contempla la implementación de un cebreado central para separar los dos flujos hasta la urbanización de Can Cortès, la colocación de resaltes y la mejora de la señalización y el balizamiento de toda la carretera.

OTRAS ACTUACIONES

Además, se ampliarán las cunetas pisables de un metro de amplitud en la zona más estrecha de la vía, los carriles centrales se pintarán de rojo y se mejorará la visibilidad en algunos accesos.

Se reordenarán también algunas intersecciones ya existentes, se intervendrán los taludes con más riesgo de avalancha y se colocarán señales verticales que indicarán que la carretera es compartida con ciclistas.

LA CARRETERA MÁS PELIGROSA

En diciembre, el RACC otorgó a la Arrabassada el dudoso honor de ser considerada la carretera más peligrosa de Cataluña, una vía especialmente arriesgada para las motos. De hecho, en un 80% de los accidentes está implicado este vehículo de dos ruedas. En los últimos 13 años, en 43 de los 57 siniestros importantes participó una moto, aunque sin ninguna víctima mortal en los últimos tres años.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.