Patio interior del Ateneu Popular de Sarrià / XFDC
Patio interior del Ateneu Popular de Sarrià / XFDC

El distrito de Sarrià propone que el Ateneu Popular sea un equipamiento público

Una moción del grupo demócrata pretende dar un nuevo uso al Hort de la Vila, un espacio okupado por jóvenes del barrio

Guardar
Actualizado: 16/05/2017 13:30 h.

El futuro del Ateneu Popular de Sarrià, un espacio de propiedad municipal okupado y autogestionado por jóvenes del barrio, es incierto. El pleno del distrito de Sarrià Sant Gervasi aprobó una propuesta (no vinculante) del grupo Demócrata para que el edificio, situado en la calle Hort de la Vila número 29, pase a convertirse en un equipamiento público.

La moción, que salió adelante con el apoyo del Gobierno, los propios demócratas, el PP y Cs y la abstención de ERC, insta a que el Gobierno municipal “impida el acceso ciudadano a la finca de propiedad municipal […] y que proceda a efectuar las reformas oportunas”, ya que, advierten, está “en mal estado de conservación” y es un “riesgo para las personas” que pueda haber dentro. 

Durante el pleno, el vicepresidente del distrito y regidor por Cs, Ivan Bello, acusó a los colectivos okupas de “montar un bar” clandestino en el edificio y de ser una sede encubierta de la CUP en Sarrià Sant Gervasi, partido que no tiene representación política en el distrito. El PP se expresó en la misma línea y pidió que el Gobierno municipal deje de ceder a “los chantajes de los antisistema”.

VERSIÓN DE LOS COLECTIVOS OKUPAS

Sin embargo, los colectivos que han okupado el edificio tienen una versión muy distinta de los hechos. En un comunicado publicado a principios de febrero, aseguraban que han mantenido un “contacto fluido con el Ayuntamiento, a petición del propio distrito”, para garantizar la seguridad del espacio, algo que el regidor del distrito, Daniel Mòdol, dijo desconocer durante el pleno. 

“No he recibido ninguna petición (de comunicación) de personas que estén en el Hort de la Vila”, declaró, y se ofreció a recibirlos cuando lo consideren oportuno, “dentro de la legalidad absoluta”. Mòdol explicó que el Gobierno hace todo lo que está en su mano (requerimiento de desalojo, envío de la Guàrdia Urbana cada vez que hay un acto) porque, a pesar de que la iniciativa “comenzó con buena voluntad, por encima de todo está la seguridad y la defensa del bien común”.   

El Ateneu Popular de Sarrià es una antigua masia que, según los colectivos okupas, había “quedado abandonada” a pesar de ser patrimonio del barrio. Cuando entraron en el espacio en diciembre, buscaron asesoramiento de “varios arquitectos profesionales” y comenzaron a hacer las primeras remodelaciones para mantener el edificio: rellenar grietas, colocar vigas y tratar las ya existentes, rehacer la escalera, etc. Incluso tienen un Verkami en marcha para lograr más fondos y acabar las obras de acondicionamiento.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.