¿Quién dice que no hay buena gente en el mundo? Unos vecinos del barrio de Sant Martí, en Barcelona, han devuelto a unos turistas que visitaban la capital catalana una maleta y una mochila valoradas en más de 10.000€, una cantidad nada desdeñable.

La colaboración ciudadana ha conseguido que los turistas, de nacionalidad rusa, recuperasen las pertenencias que habían perdido en el parque de Sant Martí. Los vecinos han hecho posible que la Guàrdia Urbana localizase a los visitantes y les devolviese los objetos que habían perdido, valorados en más de 10.000€.