El cine Club Pedro IV fue una doble sala de barrio de la cadena Balañá que cerró el año 2000. La falta de público y la inseguridad de la zona en las sesiones nocturnas condenaron al cine. El Ayuntamiento de Barcelona se interesó por el edificio y lo compró. Cuando as viejas instalaciones, estén derribadas, el Pedro IV renacerá como equipamiento sociocultural y como sede administrativa del Distrito de Sant Martí.

El arquitecto Jorge Vidal Tomás ha sido el encargado de realizar el proyecto de un edificio innovador y transparente que tendrá un doble horario. De día, funcionará como sede municipal y, por la tardes, se convertirá en un equipamiento sociocultural.

Nuevo edificio cine Pedro IV
Imagen del nuevo edificio transparente en que se convertirá el cine Pedro IV.

CUBIERTA AJARDINADA

Tendrá unos 3.500 metros cuadrados de superficie construida y contará con un auditorio, distintos espacios polivalentes y las dependencias propias de una administración pública. Uno de los aspectos más destacados del nuevo inmueble será la cubierta ajardinada, con huertos urbanos, que podrá funcionar como zona para albergar actividades cívicas, sociales o culturales.

La nueva construcción se levantará en la calle de Alfons el Magnànim, cerca de la Rambla de Prim, en el barrio del Besòs-Maresme. El proyecto se empezará a ejecutar este mandato y culminará a lo largo del próximo, antes del 2023. El coste de la obra será de unos 8,5 millones.

La intención municipal era conservar el viejo cine, pero el mal estado de la construcción lo hará imposible, ha explicado el concejal de Sant Martí, Josep Maria Montaner.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.