Desde hace años, la industria de la moda está abrazando diferentes políticas que versan en torno a la sostenibilidad de sus productos. Cada vez son más los diseñadores y las firmas del sector que emprenden soluciones diseñadas para reducir al máximo la huella ecológica que dejan en el planeta. No solo durante el proceso de producción, sino también una vez el cliente adquiere la prenda en cuestión.

No obstante, más allá de los nombres propios que lideran la industria, en Barcelona existen varias tiendas que también se han preocupado por ofrecer soluciones innovadoras con las que apostar por la sostenibilidad como el eje central de su negocio. Es el caso de las siguientes propuestas.

BACK TO ECO

En la calle Pau Claris 91, en el corazón comercial de Barcelona, se encuentra una de las tiendas más originales y comprometidas del sector, y no solo a la hora de unir conceptos tan dispares como son la moda y la sostenibilidad. Su equipo está formado por mujeres que se encuentran en riesgo de exclusión social, dándoles así una oportunidad para que vuelvan a formar parte de la sociedad catalana.

En cuanto a los productos que integran en su tienda, Back to Eco practica a la perfección la política de economía circular. Recurriendo a prendas que ya no se usan, las destruyen y trabajan sobre ellas para confeccionar piezas totalmente nuevas que podrán a la venta en su catálogo.

AMAPOLA VEGAN SHOP

En Gràcia se encuentra Amapola Vegan Shop, en la calle de Travessera de Gràcia. En sus estanterías únicamente tienen cabida aquellos productos que son veganos, con especial atención en los complementos y los zapatos. Aunque sin dejar de lado otras prendas como los pantalones o las camisas.

Para escoger las marcas que venden en su interior, los dueños de la tienda se encargan de seleccionar exclusivamente aquellas que encajen a la perfección con la filosofía de la misma, huyendo en todo momento de las firmas excesivamente comerciales o las grandes producciones.

THINKING MU

Thinking Mu se ha convertido en uno de los conceptos más innovadores que se pueden encontrar en las calles de Barcelona. Por medio de la iniciativa slow fashion, su objetivo es implantar líneas de productos capaces de sobrevivir a cientos de lavados en perfecto estado, gracias al buen hacer en su proceso de elaboración y a través de diseños atemporales con los que seducir a los amantes de la moda más reivindicativa.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.