ARCHIVADO EN:

La cuarentena se está haciendo dura para todos. El simple hecho de estar en casa durante más de un día sin salir hace que muchos comiencen a subirse por las paredes, pero el encierro también ha propiciado que otros agudicen su ingenio y se las apañen para divertirse de mil maneras. 

LOS BALCONES SE CONVIERTEN EN DISCOTECAS IMPROVISADAS

Los vecinos de un bloque de pisos de Badalona, situado en la avenida Alfons XIII, entre el barrio de la Salut y Sant Roc, llevan varios días presenciando un acontecimiento sin igual. Desde que el gobierno central decretase el estado de alarma el pasado 13 de marzo, y por ende se llevara a cabo la cuarentena, cada día a las 20.00 horas un vecino del bloque muestras sus dotes como DJ para amenizar el confinamiento. 

Al ritmo de reggaeton, este habitante de Badalona convierte su balcón en una auténtica discoteca. Lejos de quejarse por lo alto que pone la música, sus vecinos corean con ganas temas como Con Altura, de Rosalía y J Balvin o Tusa, de Karol G o Nicky Minaj, algunos de los más exitosos en las listas de éxitos, tal como se puede ver en los vídeos a los que ha tenido acceso Metrópoli Abierta

 

LA ELECTRÓNICA TAMBIÉN LO PETA EN LOS VECINDARIOS DE BARCELONA

Pero este no ha sido el único DJ set que ha hecho bailar y cantar a lo loco a un vecindario. La cuenta de Instagram Barcelona Creatures ha compartido otro momentazo de la cuarentena. Otro DJ ha convertido su balcón en un podium de discoteca y ha subido el ánimo de todos sus vecinos con uno de los temas de house que más se han escuchado este año: Baila conmigo, de Dayvi, Víctor Cárdenas y Kelly Ruiz. 
 
 
Otros barceloneses también han querido aportar su granito de arena a la causa. Begoña Alberdi, una reconocida soprano barcelonesa, canta a diario O bambino caro desde su balcón de la calle París, y dos vecinos de la Sagrada Família fueron aplaudidos por interpretar este fin de semana una versión de la banda sonora de Titanic al piano y al saxo