ARCHIVADO EN:

Los meses de reclusión por la pandemia del coronavirus han supuesto un cambio drástico en la sexualidad femenina. Así lo ha confirmado un estudio que investigaba cómo había afectado este suceso a las mujeres en Inglaterra y que se podría trasladar a cualquier otro país. 

PÉRDIDA DEL APETITO SEXUAL

Aunque en un principio todo apuntaba a que pasar más tiempo en casa desencadenaría un baby boom mundial, el resultado ha sido el contrario. Las parejas han estado más desanimadas, por lo que han apagado en menor medida su pasión bajo las sábanas. La investigación determinó que este descenso de la sexualidad había sido, en gran parte, por culpa del sector femenino. 

Según estudios recientes, las mujeres experimentaron una disminución importante de su libido, la suficiente para negarse al placer conyugal. Los investigadores Liam Wignall y Mark McCormack descubrieron que el confinamiento, por obvias razones, había acabado con la actividad sexual de las parejas que no vivían bajo un mismo techo. Según ellos, esto afectó de manera desproporcionada a los jóvenes. 

LOS MOTIVOS

 

Pero, ¿por qué las mujeres habían perdido el apetito sexual? Los expertos encontraron varios motivos que podrían explicar este cambio. El primero era la sobrecarga que recibieron las familias durante la pandemia y en especial las mujeres, quienes se vieron obligadas a trabajar en el hogar, ser profesoras de sus hijos y amas de casa. Eso podría haber repercutido un mayor cansancio e indisposición para las lides de la pasión.

La otra teoría va estrechamente relacionada con otro estudio que determina que las mujeres se aburren más pronto de sus parejas. Los sexólogos avalan esta afirmación que se habría visto potenciada ante la obligación de pasar más horas con las parejas debido a la pandemia mundial. 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.