El pasado 30 de junio el influencer barcelonés Izhan Go fue agredido en plena calle. Este se encontraba realizando una mudanza junto a su novia y sus padres en el Born cuando un desconocido se acercó a él y le propinó un fuerte puñetazo en el ojo. El joven, que llevaba gafas, acabó con el ojo sangrando por los cortes y un brutal hematoma en todo el párpado. 

 

 

Cuando el agresor, que según afirmó Izhan a través de sus redes sociales tenía pinta de toxicómano, lo asaltó, otras personas intentaron reducirlo. En aquel mismo instante otra persona, que parecía estar al acecho, agredió a los familiares del influencer para proteger al asaltante. 

El joven, que cuenta con más de 200.000 seguidores en su cuenta de Instagram, ha asegurado que Barcelona ya no es lo que era. A través de un llamamiento en redes sociales ha asegurado que "Barcelona se está poniendo muy peligrosa" y confirma que él creía vivir en un lugar tranquilo "Yo pensaba que vivía en Barcelona y no en Detroit". 

 

Captura de pantalla de un 'insta stories' publicado por Izhan Go
Captura de pantalla de un 'insta stories' publicado por Izhan Go 

Captura de pantalla de un 'insta stories' publicado por Izhan Go
Captura de pantalla de un 'insta stories' publicado por Izhan Go 

 

Los Mossos d'Esquadra han abierto una investigación para aclarar los hechos e intentar dar con el culpable. Todavía no se ha detenido a nadie ni se ha esclarecido el motivo por el cual atacaron al famoso influencer. 

 

 

BARCELONA, CADA DÍA MÁS INSEGURA

Los ciudadanos de Barcelona cada día están más preocupados. La inseguridad está latente en todas las calles de la ciudad, aunque durante un tiempo se concentraba en el centro de la ciudad, comienzan a haber casos de violencia y atracos en la zona alta. Esta materia ha vuelto a imponerse como la asignatura pendiente de Barcelona. El pasado 28 de junio el Ayuntamiento afirmó que el 27,4% de los ciudadanos apuntaba que la inseguridad es el mayor problema de la ciudad, 6,4 puntos porcentuales más que en la anterior encuesta, de diciembre, cuando el 21% citó dicho problema.