Mientras miles de barceloneses se preparan para entonar un masivo “no tenim por” en la manifestación del próximo sábado 26 de agosto, los turistas preguntados por los medios admiten que ellos tampoco contemplan cambiar sus planes. De hacerlo, el terrorismo habría ganado la batalla, afirman la mayoría. Las cifras constatan que son pocos los que se han achantado y la ocupación hotelera apunta a una clara tendencia a la normalización, como ha informado la Diputación.

En análisis de la corporación provincial de la actual situación turística parte del feedback recibido por las principales empresas del sector y señala una rápida recuperación, con mínimas cancelaciones de última hora. Según estas fuentes del sector turístico, la actuación de los cuerpos de seguridad y la implicación ciudadana han permitido generar una sensación de seguridad y han contribuido a normalizar la situación en zonas de alta ocupación. 

En la misma línea que el mensaje lanzado por la Diputación, el teniente de alcalde de Empresa, Jaume Collboni, ha afirmado que las perspectivas económicas para la ciudad “son mejores a las que se podían esperar”. Aún así, el socialista ha remarcado que aún es pronto para hacer un análisis en profundidad sobre cómo ha golpeado el atentado sobre la economía local.

También ha confirmado el buen pronóstico el vicepresidente del Gremi d'Hotelers de Barcelona, Joan Gaspart, que ha admitido que “hoy todos los sectores, unos más que otros" están trabajando con "absoluta normalidad”. De heco, el gremio ha sido aplaudido por las instituciones en un acto de agradecimiento esta misma mañana por haber realojado a aquellos que no pudieron acceder a sus hoteles por las medidas de seguridad implementadas durante la noche del jueves 17 de agosto.

EFE
El Ayuntamiento ha dado las gracias al sector privado por su implicación tras el atentado / EFE

"PUEDE OCURRIR EN CUALQUIER LUGAR"

Durante este mismo acto, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha reconocido que ha habido cancelaciones de última hora, pero ha asegurado que estas “no han sido relevantes”. En cifras, según fuentes del sector, se habla de un 10% durante el fin de semana posterior a los atentados.

Precisamente, la Asociación Europea de Turoperadores (ETOA) ya rebajó tensiones justo el día después de los atentados al habar de un “impacto limitado” en la llegada de visitantes a España.

“Nos anticipamos a cancelaciones inmediatas", alertaron, aunque también señalaron que "estos incidentes cada vez son menos infrecuentes y la gente comprende cada vez más que pueden ocurrir en cualquier lugar”, como explicó el presidente de la asociación, Tom Jenkins.

ataqueterroristalondres
Junto a París, Londres ha sido una de las capitales europeas más sacudidas por el yihadismo / EFE

Como ejemplo, Jenkins citó el caso de Reino Unido, que ha sufrido “muy pocas cancelaciones” pese a los tres atentados yihadistas que ha vivido el país durante este último año. Desgraciadamente, los turistas entienden que estos ataques pueden ocurrir en cualquier otra ciudad, por lo que generalmente su decisión no acaba variando, apuntó el presidente de la asociación.