El barrio de La Barceloneta acoge una nueva, y divertida, propuesta gastronómica en la que los tacos acaparan toda la atención. Bajo un escenario de estilo industrial y espíritu gamberro, el Street Tacos propone al comensal una amplia oferta de tacos asentada sobre el comercio de proximidad.

Comandado por el cocinero Luca Maroniu, este nuevo concepto de restauración se asienta sobre el lema #handsonly, por lo que no tiene que sorprender si no ponen cubiertos en la mesa. Para degustar el sabor de sus tacos, las manos serán más que suficiente.

Una de sus particularidades es que todos sus tacos cuentan con variantes aptas tanto para veganos como celíacos, por lo que las intolerancias alimentarias no supondrán un problema para degustar el sabor del exquisito producto que nos ofrece el cocinero. Además, sus tacos vienen acompañados por nachos caseros, quesadillas y guacamole elaborados en el propio restaurante. 

UNA APUESTA SOSTENIBLE

La apuesta del Street Tacos de la ciudad de Barcelona acapara aún mayor protagonismo si nos fijamos en lo cuidado que está el espacio, en el que todo está diseñado con el objetivo de responder a una funcionalidad. Las servilletas están elaboradas a partir de materiales recicables. Al igual que ocurre con los cubiertos, en el caso de que decidas solicitarlos. De esta manera, se trata de evitar al máximo los residuos y la problemática ocasionada por el plástico en nuestro planeta. 

El equipo que acompaña al cocinero en cada elaboración trabaja para servir al cliente una solución muy innovadora sin perder el origen de los tacos y el sabor que debe acompañar cada uno de ellos. 

ESTILO CALLEJERO

El local, situado en la calle de Pepe Rubiane,s desprende estilo callejero por los cuatro costados. Tanto si te sientas en la barra como en algunas de sus mesas. Además, destaca por su carta de postres y bebidas, especialmente elaboradas para acompañar a la perfección al sabor cada uno de sus platos.

El Street Tacos conforma una idea my original que se asienta a lomos del mar Mediterráneo y que se ha posicionado desde su apertura como uno de los locales más de moda de la capital catalana.