El Procicat, órgano de la Generalitat competente en la definición de las restricciones por la pandemia, ha acordado mantener el 50% del aforo en los espacios de artes escénicas y musicales, pero ha introducido una modificación que permitirá reabrir el Liceu con hasta 1.000 espectadores, como pedía el coliseo operístico y otros centros culturales.

El Liceu anunció el pasado día 9 que se veía "obligado" a suspender todas las funciones de La Traviata hasta que la Generalitat revisara el aforo máximo, que tenía limitado a 500 personas como máximo en grandes equipamientos culturales a causa de la pandemia.

El teatro lírico ofreció hasta ese día representaciones con sólo un 21% del aforo, es decir 500 espectadores, y no el 50%, que representaría la asistencia de 1.144 personas.

ACTIVIDADES CULTURALES

El Procicat ha informado que en los locales y los espacios en que se desarrollen actividades culturales de artes escénicas y musicales pueden abrir limitando el aforo al 50% y con un número máximo de 500 personas por sesión o actuación, con los espectadores sentados y buena ventilación.

Además, precisa que, "para todas estas actividades, si cumplen con las condiciones de ventilación reforzada, que marca la propia resolución, y garantizando las medidas de control de aglomeraciones, podrán acoger hasta un máximo de 1.000 personas por sesión o actuación, todas sentadas, y con la asignación previa de asientos y registro previo".

AMPLIACIÓN DEL AFORO

Para esa ampliación del número de espectadores, además, "los titulares de las actividades habrán de presentar una declaración responsable al departamento de Cultura y al ayuntamiento del municipio donde se ubique el espacio de la actividad, informando de las características de los sistemas de ventilación y calidad del aire, y de los controles de acceso y movilidad".

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.