El sueño de una noche de verano, Hamlet, El mercader de Venecia, Romeo y Julieta... William Shakespeare dejó un sinfín de obras para la posteridad de valor literario incalculable, aunque no es el único legado del escritor inglés. Sus obras han inspirado incluso una tipología concreta de espacios públicos: los jardines de Shakespeare.

Se trata de espacios verdes temáticos, muy extendidos en los países anglosajones, en los que se cultivan solo plantas y flores que aparecen en las obras del famoso escritor. Habitualmente forman parte de parques más grandes que reservan un espacio que se caracteriza por sus pasillos de vegetación, bancos donde sentarse a lo largo del recorrido y un busto del gran autor.

Pues bien, Barcelona también tiene un jardín de William Shakespeare. Está situado en el distrito de Les Corts, en la confluencia de la avenida de Pedralbes con el paseo dels Til·lers y la calle de Dulcet. Es pequeño, tan pequeño que podría decirse que es inversamente proporcional al tamaño de la obra del dramaturgo. Tan pequeño, que me he pasado de largo buscándolo Google Maps en mano. “Ah, ¿es aquí?”, le he preguntado incrédula a la pantalla del móvil.

MINÚSCULO ESPACIO

Es una isla mínima, pero no por ello deja de ser un bello rincón de esta ciudad donde sentarse a desconectar y a dejarse llevar por el sonido relajante del agua. Sí, porque pese a ser un jardín de Shakespeare, las plantas no son el elemento estrella, sino el agua que mana desde la fuente situada en la parte más elevada del jardín. Un canal artificial simula un riachuelo que se desborda y se precipita como una cortina fina y transparente sobre un estanque, protagonista absoluto del jardín.

El Ayuntamiento descubrió la placa en honor al dramaturgo inglés el 3 de julio de 2009, en un acto en el que un grupo de actores, dirigidos por Carme Portaceli, efectuó una lectura dramatizada de un fragmento de la obra teatral en verso Ricardo Ricardo III.

"SER O NO SER"

Sentada en un banco, de cara al estanque, miro alrededor y me asalta de nuevo la duda: ¿De verdad es este, no me habré equivocado? ¿Cuántos metros cuadrados debe tener un jardín para merecer tal nombre?...  Ser o no ser, esa es la cuestión”.

--

Descubre más curiosidades y rincones de Barcelona en la cuenta de Instagram @inmasantosherrera [link directo]

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.