ARCHIVADO EN:

Manuel Valls, candidato a la alcaldía de Barcelona por la plataforma BCN Canvi-CS, amenaza con romper su vínculo con Ciudadanos si la formación naranja pacta con Vox para gobernar en Madrid.

El exprimer ministro francés considera que un hipotético pacto entre Ciudadanos y Vox “sería un motivo para romper con un partido”. Valls logró 99.494 votos, unos 20.000 más que Carina Mejías en 2015, y reconoció que había “fracasado”, tras conocerse el recuento oficial. El político de Horta, no obstante, confirmó que será concejal en el Ayuntamiento de Barcelona en los próximos cuatro años.

Valls siempre se ha mostrado enérgico en su rechazo a un posible pacto con la extrema derecha, asegurando que nunca gobernaría Barcelona si necesitara el aval de Vox. El resultado de Madrid retrata las diferencias del candidato a la alcaldía de la Ciudad Condal con Albert Rivera y, según informa El País, podría quedarse con tres concejales en el Ayuntamiento: él mismo, Eva Parera (procedente de Units per Avançar) y Celestino Corbacho (ex alcalde de l'Hospitalet por el PSC).

POSIBLE PACTO COMUNS, PSC Y VALLS

Valls esperaba lograr unos ocho concejales en Barcelona, dos más que el resultado final. El candidato, no obstante, ganó en Sarrià-Sant Gervasi, un distrito muy conservador. La segunda fuerza más votada fue Junts per Catalunya.

Maragall será, salvo sorpresa, el nuevo alcalde de Barcelona. En algunos círculos cobra fuerza un posible pacto entre Comuns, PSC y Valls para evitar un alcalde independentista. El acuerdo no parece nada fácil cuando el mismo Valls ha dicho que los dos grandes males de Barcelona eran “el populismo de Colau y el separatismo de Maragall”.