ARCHIVADO EN:

Robaban esculturas en los parques públicos de Roma y se las llevaban a España para venderlas de forma ilegal. Así lo ha detallado la Policía Nacional este miércoles tras recuperar tres obras de alto valor que se habían puesto a la venta en distintas tiendas de Barcelona y Madrid. Al parecer, todas ellas eran comercializadas entre distintos anticuarios y tiendas especializadas en estos objetos, siendo los compradores conscientes del origen ilícito de las piezas.

En una tienda de antigüedades de Barcelona el cuerpo policial ha hallado un busto romano en mármol blanco representando al emperador Septimio Severo, del siglo II-III d.C. valorado en 45.000 euros, que había sido sustraído en el Jardín Botánico de Roma. En otra tienda de la ciudad, una estatua representando a "Diana Cazadora" en mármol y del siglo XVIII, que habían robado en el Parque Villa Borghese de la capital italiana. En Madrid también han recuperado una escultura femenina en mármol blanco valorada en 200.000 euros y fechada en el siglo II d.C.

REGISTROS EN BARCELONA

En el marco de este operativo, denominado "Tribuzio", los agentes de la Policía Nacional han realizado seis registros domiciliarios (cinco en Barcelona y uno en Alicante), así como dos en establecimientos de compra-venta de objetos arqueológicos en la Ciudad Condal. De hecho, la investigación –en colaboración con el Comando de Tutela del Patrimonio Cultural del Cuerpo de Carabinieri Roma (Italia)– arrancó al tener constancia de la existencia de una organización dedicada al expolio de yacimientos arqueológicos y robo de piezas artístico-históricas en Roma.

A finales de febrero, una vez localizadas, iniciaron el traslado por carretera y barco a Italia. A día de hoy, las esculturas se encuentran a disposición del juzgado romano encargado del caso. Sanas y salvas: en casa de nuevo.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.