Vueling ha abierto una investigación para saber a qué se debe el posible incidente en un vuelo Barcelona-Menorca, después de que dos mujeres denunciaran que habían sido expulsadas del avión antes de despegar en el Aeropuerto del Prat supuestamente por hablar catalán. “Es algo que estamos investigando, tanto con nuestros empleados como con las clientas", ha afirmado Manuel Ambriz, director ejecutivo de red de rutas de Vueling.

“Nos apena mucho", ha señalado el presidente, que además ha añadido que no desean actuar de este modo con ningún cliente. "Estamos investigando, queremos tener la película completa y vamos a manejarlo por los canales adecuados", ha detallado Ambriz, que ha eludido el análisis de los detalles de la denuncia pública de la menorquina expulsada del vuelo.

A pesar del incidente, el ejecutivo ha destacado que en su empresa hay más de 50 nacionalidades y que son "respetuosos en todo momento". Además, ha subrayado que la mayoría de los empleados hablan catalán, aunque su manual de operaciones les obliga únicamente a conocer castellano e inglés.

El director de la compañía low-cost ha zanjado diciendo que no entrarán en más detalles hasta “tener la versión completa”.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.